fbpx
AméricaCorrupciónEE.UU.Elecciones 2018InternacionalesPolíticaVenezuela

El juez Zerpa huye a los EE.UU.

El magistrado de la corte suprema huye a norteamérica por disidencia

El juez de la Corte Suprema de Venezuela, Christian Zerpa, huye a Estados Unidos, para protestar por el segundo mandato del presidente Nicolás Maduro, en medio de un escándalo sexual que lo amenazaba en el país sudamericano.

La elección del año pasado «no fue libre y competitiva», argumentó el ex leal a Maduro a una estación de radio de Florida, donde acusó al presidente Maduro de manipular sistemáticamente los asuntos de la corte suprema, pero no realizó alusión alguna al caso por acoso sexual que se le ha abierto.

En respuesta, el tribunal venezolano afirmó que Zerpa estaba huyendo de las acusaciones de acoso sexual, pero por encontrarse aun en sumario, no aportaron mayores informaciones, no obstante, el ahora prófugo, insistió en que los partidos de oposición boicotearon la votación de 2018, calificándola de una farsa.

Zerpa había sido un aliado crucial para Maduro en la corte suprema de justicia, al escribir una opinión legal clave en 2016 que justificaba la decisión del presidente de despojar al congreso de sus poderes, a través de la instauración de una asamblea constituyente, que fue elegida por votación popular en tiempo récord, dejando al antiguo congreso liderado por la oposición, en revocación.

El partido socialista unido de Venezuela, que actualmente se encuentra en el poder había perdido el control de la legislatura ante la oposición en una votación aplastante a principios de ese año y Zerpa fue uno de los actores claves, para constitucionalizar la argucia administrativa que derogó a la asamblea nacional.

Juez Zerpa.
El juez fue señalado la víspera por el presidente del máximo tribunal venezolano, Maikel Moreno, de haber huido del país para eludir una investigación por acoso sexual, actos lascivos y violencia psicológica.

Zerpa se mostró dispuesto a colaborar en el derrocamiento de Maduro

El domingo, en una entrevista con el canal de televisión de televisión EVTV, Zerpa calificó a la corte suprema como «un apéndice del poder ejecutivo» y aseveró que el presidente les diría a los jueces cómo resolver ciertos casos, aunque no presentó ninguna prueba sobre sus declaraciones.

Sobre las razones que lo llevaron a salir de Venezuela, el magistrado reveló, sin ofrecer más detalles, que su vida y la de su familia estaba en riesgo debido a que no estaba dispuesto a avalar la juramentación del presidente Nicolás Maduro para un segundo mandato, acto que se realizará el 10 de enero en el TSJ, ante un supuesto desacato del parlamento.

Zerpa, al parecer, no había criticado públicamente el resultado de las elecciones de 2018 para garantizar que él y su familia pudieran huir a Estados Unidos y siguió ejerciendo su papel como juez en apoyo irrestricto al gobierno, según argumenta, para poder preparar su huida.

El magistrado rechazó los señalamientos que realizó en su contra Maikel Moreno, a quien llamó «delincuente», y dijo que el jefe del Tribunal Supremo estaría presuntamente vinculado al dueño del canal local de noticias Globovisión, Raúl Gorrín, a quien las autoridades estadounidenses le congelaron activos y propiedades por millones de dólares como parte de una investigación de corrupción que involucra a otros ex altos funcionarios venezolanos.

Maduro será embestido como presidente formalmente para un segundo mandato en tan sólo tres días y por este hecho, ya catorce países retiraron a sus embajadores de Caracas en protesta por el resultado de la votación en mayo pasado, y EE.UU., ha impulsado nuevas sanciones económicas al país, además de liderar un movimiento en Latinoamérica para forzar el cambio de régimen, a través de su secretario de estado Mike Pompeo, instrumentando el autodenominado grupo de Lima.

Antes de que se llevaran a cabo las elecciones, los Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y una docena de países latinoamericanos expresaron que no reconocerían los resultados, la oposición había boicoteado las encuestas oficiales y el propio gobierno, habría inhabilitado a otros tantos candidatos a través del juicio político, lo que prohibió a muchos otros participar, sólo falta esperar la llegada del 10 de enero, para saber qué sucederá.

Origen
PanaPost
Tags

Noticias Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error:
Close