Acosador prendió fuego a joven de 22 años en Perú

El ataque provocó heridas a otras diez personas que viajaban en el vehículo

Un perturbado hombre prendió fuego a joven de 22 años en Perú.

La víctima fue identificada como Eyvi Liset Ágreda Marchena, de 22 años. El incidente ocurrió  el pasado martes 24 de abril en horas de la noche, cuando un hombre que ocultaba su rostro con lentes y una chaqueta de capucha la atacó, rociandola de gasolina y encendiendola en fuego.

Otras diez personas fueron heridas en el ataque, en el que el conductor del bus apagó las llamas con un extintor.

Actualmente el estado de la Joven Eyvi Ágreda es muy delicado, supero una crisis renal y tiene quemadoras graves en más del 50% de su cuerpo. Deberá encarar unas 10 cirugías, en el plan medico de recuperación.

Aunque medios nacionales señalan que Eyvi es venezolana, en la prensa peruana indican que es oriunda de Jaén, Cajamarca, Perú.

La actuación de los bomberos fue inmediata

Tal como lo indica la prensa local, siete unidades de bomberos asistieron al lugar para sofocar las llamas, y los otros pasajeros que sufrieron quemaduras fueron trasladados al hospital Arzobispo Loayza de la capital peruana.

La viceministra de la Mujer de Perú, Silvia Loli, enmarca este hecho en un caso de violencia de género, calificandolo como un “problema nacional de envergadura”.

Fue identificado el agresor.

Carlos Javier Hualpa Vacas, de 37 años, se señala como el presunto autor del ataque a Eyvi Ágreda, fue señalado por los familiares de la víctima por haberla estado acosando semanas antes.

Habían sido compañeros de trabajo años antes, y sus familiares denuncian que la estuvo acosando por varias semanas previas a la agresión.

Según la policía peruana, será acusado por los delitos de feminicidio en grado de tentativa, exposición de personas al peligro y peligro común. El penalista Mario Amoretti indicó que el acusado recibiría una pena de entre 25 y 35 años.

Otras víctimas heridas en el ataque

Otras diez personas fueron afectadas por este irracional ataque, uno de ellos fue Hilario Huarancca, quien tiene discapacidad auditiva y vocal (sordomudo), quien terminó con quemaduras en los brazos, las que le impiden el uso de sus manos para trabajar como limpiabotas, oficio al que se ha dedicado por más de 20 años.

Confesó

Tras ser aprehendido, Carlos Javier Hualpa Vacas, nego ser el agresor, pero al consultarle la naturaleza de la quemadura que presenta en su brazo, dio testimonios contradictorios.

Finalmente confesó el crimen, que esta agravado con alevosía y que le impondrá  todo el peso de la ley.

 

 

A través de
Venezuelacomenta
Fuente
Peru21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: