De Blanqueo de capitales y tráfico de influencias es acusado el presidente del Brasil Michel Temer y su familia

La Policía federal pidió a la Corte Suprema 60 días para esclarecer el caso en el que está inmerso el presidente carioca

 

“Esto es una persecución criminal, disfrazada de investigación”, ha declarado el presidente brasileño Michel Temer, en Twitter, con respecto a la indagación que se le ha abierto, debido a los ilícitos que se han presentado durante su gestión.

La investigación se entabló hace 6 meses, por la presunta creencia de que el presidente del Brasil habría aceptado sobornos de la empresa Rodrimar, tras haberla aventajado con el decreto de puertos 9.048/2017. Con este dinero, Temer habría adquirido varios inmuebles a nombre de terceros entre ellos su esposa Marcela Temer, Maristela Temer hija de Michel y la madre de Marcela Norma Tedeschi.

Varias reformas a los inmuebles y las transacciones inmobiliarias estarían disimuladas con la participación de terceros. La policía federal y la corte suprema de justicia ya tienen a los primeros detenidos por el caso, estos serían José Yunes, ex asesor de Temer, además del coronel retirado Juan Bautista Lima Filho, ex Policía Militar.



Se sabe que Lima habría obtenido 576.000 dólares como testaferro del presidente Temer y que estaría inmerso en un soborno de 800.000 dólares, que el partido le entregó a la iglesia evangélica Sara Nuestra Tierra, para que esta fuera la portavoz de la reforma de la Seguridad Social entre 2017 y el 2018 en la ciudad de Brasilia.

Michel Temer
Michel Temer es investigado por tráfico de influencias y blanqueo de capitales

A traves de un decreto Temer habría beneficiado a un benefactor

El Decreto de Puertos 9.048/2017, aprobado por el presidente suramericano, incluye una serie de licitaciones a empresas transnacionales para que estas invirtieran en los puertos brasileños aumentando el lapso de las concesiones en 10 años más de los establecidos y con la posibilidad de prorrogarlos 40 años más.

La empresa Rodrimar, le habría traspasado una fuerte cantidad de dinero al Movimiento Democrático Brasileño, partido del cual es presidente Michel Temer con el fin de que corrigiera la ley actual de puertos.



Luís Roberto Barroso, magistrado de la corte suprema, esta desde el febrero pasado encargado del caso y de su correspondiente investigación, para la cual la policía federal ha solicitado una prorroga de 60 días, para dar por concluida la investigación.

Barroso, ha solicitado sea levantado el secreto bancario que pesa sobre Temer, para poner a la luz pública las cuentas bancarias del presidente y sus activos y pasivos.

El presidente carioca ha expresado su inconformidad a través de su cuenta de Twitter, en la que ha dicho, «Quiero protestar más contra las mentiras que han sido lanzadas contra mi honra», y añadió “Y peor aún, mentiras que afectan a mi familia y a mi hijo de 11 años», expuso el mandatario quien también añadió, “Esto es una irresponsabilidad «.


«Cualquier contador o profesor de matemática consigue concluir que esos recursos recibidos a lo largo del tiempo son suficientes para comprar los inmuebles que compré y reformar los que reformé», explicó el gobernante para quitar hierro a las acusaciones que pesan sobre él, su familia y hasta sobre su partido.

Fuente
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: