¿Será el Gran Canal de Interoceánico el causante de la protesta en Nicaragua?

La situación política se ha ido enrareciendo con la construcción del Gran Canal de Nicaragua oscureciendo el panorama económico y político

La Construcción del Gran Canal Interoceánico ha puesto de manifiesto que Aunque la situación política, económica y social de Nicaragua, nunca ha sido muy positiva, desde la llegada del sandinismo al poder, en la persona de Daniel Ortega, el escenario nicaragüense se ha mantenido estable y con algún grado de concordia.

La puesta en marcha de la construcción del canal el pasado año, colocó a Managua en el ojo del huracán, por la posición privilegiada que tendrá este acceso interoceánico, que podrá redefinir el dominio del trafico y comercio entre el Atlántico y el Pacífico.



Todos fuimos testigos de las protestas acontecidas en las principales ciudades del país, luego de que Ortega, introdujera una reforma en el sistema de Seguridad Social. La fuerte y desmedida reacción de la ciudadanía, los actos de vandalaje y los saqueos, se desarrollaron paralelos a la protesta, dejando está en un lugar de menor importancia y evidenciando un desacuerdo de los grupos organizados y estudiantes en contra del gobierno de Daniel Ortega.

Haciendo un poco de paralelismo

La forma, estilo, desarrollo y fin de las protestas nos dejan una sensación de dejavú, en la conciencia. Al ver las imágenes llegadas por diferentes medios de información, no dejamos de percibir un increíble parecido a las protestas ocurridas en Venezuela durante el primer trimestre de 2017, cuando la oposición venezolana, grupos estudiantiles y sociedad civil, se lanzó a las calles con la intención de forzar la renuncia del presidente del país petrolero.



Igualmente, durante la permanencia de Lula Da Silva en el gobierno de Brasil, se registraron protestas de la misma índole y manera, que terminaron con su destitución y retornaron al gobierno de derecha en el país carioca. De la misma manera sucedió en Ecuador, en Chile y en Argentina.

UNASUR
Se está gestando un nuevo plan para desestabilizar Latinoamérica

La Operación Cóndor del Nuevo milenio

Durante el primer decenio del nuevo siglo, se instaló en Venezuela un gobierno de izquierda o con ideales socialistas y esa pólvora se expandió por Centroamérica y el cono sur. Este nuevo movimiento desarrolló un sentimiento nacionalista y de autodefensa de la economía en contra de las grandes potencias mundiales. Estas últimas no tardaron en catalogar a dichos gobiernos en una especie de eje del mal americano y a nivel mundial comenzó un movimiento para que dichos países cambiaran de nuevo su configuración.

Ígor Ignátiev politólogo comenta, «Es obvio que EE.UU. está empezando un gran juego en América Latina con el objetivo de interrumpir la construcción del Gran Canal de Nicaragua», asevera que estados unidos está introduciendo agitación dentro de américa latina, para inestabilizar políticamente la zona, con ello ahuyentará la inversión en estos países de la región.



En los últimos meses, con el abandono de 4 de los 9 miembros de la UNASUR, organismo fundado para el comercio integral entre sus miembros, es más que evidente, que el nuevo rumbo de Latinoamérica es por la calle derecha y los hechos ocurridos en Nicaragua en las últimas semanas demuestran que un interés mayor está manejando los hilos.

Fuente
CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: