Un paso para el presidente norcoreano y un salto hacia la paz

El presidente de surcoreano trajo a su homólogo norcoreano de la mano dándole la bienvenida a pisar su país.

Un acto sin precedentes en la historia se llevó a cabo este viernes, cuando los presidentes de Corea del Norte y Corea del Sur se reunieron en la localidad de zona desmilitarizada, para tratar temas de paz y de desarme. Este paso se ha sucedido luego de 75 años de división de la península asiática.

“No habrá más guerra en la península. Con esta declaración abrimos una nueva era”, fueron las palabras del presidente Norcoreano Kim Jong Un, “el segundo acuerdo es el de dar la posibilidad a las familias separadas durante este conflicto de poderse reunir en un marco de paz”. Acotó, Moon Jae In, presidente surcoreano.

Kim Jong, “Corea se encuentra en el inicio de una nueva historia»

La pauta que tiene mayor importancia para la región asiática es la posibilidad de crear un acuerdo de desnuclearización total de los dos países, acabando de esta manera con un conflicto que ha mantenido en vilo a todo el sudeste asiático.


“Digo ante el presidente Moon Jae In y los periodistas que están aquí, que sostendré buenas discusiones con el presidente Moon con una actitud franca, sincera y honesta y lograré un buen resultado”, dijo visiblemente emocionado el norcoreano.

“No puedo detener mi emoción cuando nos encontramos aquí, en un lugar tan histórico”, demarcó Kim, alegre de recibir a su homólogo.



Plantando un árbol que fue cosechado después del armisticio que en 1953 puso fin al conflicto armado que se desarrolló entre los dos países peninsulares, sellaban el primer acuerdo que abre un abanico de posibilidades para asegurar la tan anhelada paz y hasta para finalmente lograr la unificación.

Kim Jong Un y Moon Jae In
Kim Jong Un y Moon Jae In Firman un Acuerdo de paz

Una nueva era para el resto del mundo

El par ruso Vladimir Putin considera la reunión como el avance de la década, “esto le dará estabilidad a la región y marca un nuevo comienzo para la paz”. Por su parte el presidente estadounidense Donald Trump, se presentó más cauto hacia el encuentro, “La reunión ha sido muy buena para ellos, pero hay que ser reservado y esperar que el tiempo diga”.

Desde 1945, luego del fin de la Segunda Guerra Mundial, las tensiones por la Guerra Fría entre Estados Unidos y Rusia desataron la división del país Peninsular en el Paralelo 38, no obstante, la situación no se enfrió con ese hecho, sino que las tensiones fueron en aumento y en 1950, tras la invasión de Corea del Norte, se desato la guerra de Corea con la participación de unos 75 mil soldados, demás de la intervención de tropas estadounidenses y de otros aliados y la aviación rusa.



El conflicto tuvo grandes repercusiones en ambos países, dejando a norcoreana con sólo el 50% de su población y se definió a través de la firma en 1953 de un armisticio que trajo una tensa paz entre los dos países, hasta la fecha.

Trump prevé reunirse con corea del Norte, aunque el presente suceso le quita a Estados Unidos el poder y le da a la península capacidad de acuerdo y determinación que hace innecesaria la acción americana.

Esta nueva circunstancia pone en perspectiva la acción de norte américa en la zona y crea un marco estable y firme para que se efectúe la retirada del ejército y la marina americana de Corea del Sur, puesto que Estados Unidos ha pasado de ser una fuerza invasora, a una invasora sin fuerza en esta nueva península unida.


Fuente
rtve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: