Estados Unidos pide a Venezuela restablecer el sistema democrático.

 Juan Cruz, quien asesora al presidente estadounidense Donald Trump en el área de temas latinoamericanos, declara que se puede establecer una salida de la crisis venezolana

Juan Cruz, quien asesora al presidente estadounidense Donald Trump en el área de temas latinoamericanos, declara que se puede establecer una salida de la crisis venezolana.

La posición oficial de Washington, dijo Cruz, es demandar al Gobierno Venezolano la restauración del sistema democrático, apegándose a los mandatos de la Constitución, liberando a los presos políticos, restaurando las libertades civiles, y realizando elecciones transparentes, libres y verificables.



El nuevo Herald reseñó las declaraciones de Cruz en Miami, quien dijo que sería necesario entablar un dialogo con personas “con la cual nosotros quizás nos sentimos incómodos”

El asesor del Gobierno Norteamericano hizo estas declaraciones en un foro organizado en Miami por la Universidad Internacional de la Florida (FIU), divulgadas por el diario norteamericano El Nuevo Herald.



También agregó: “Pero me da la impresión de que para que la paz pueda llegar a Venezuela, todos nosotros vamos a tener que mordernos los labios un poquito para aceptar una fórmula que tenga algún grado de perdón”.

Según Cruz, esa fórmula podría ser consecuencia de un proceso de convenios multilaterales, en los que los países de la región colaboren con las distintas partes para que se generen acuerdos para la creación de un gobierno de transición.



Por otra parte, Michael Fitzpatrick, subsecretario de Estado adjunto para Asuntos del hemisferio occidental, declaró el pasado lunes que Estados Unidos está dispuesto a levantar las sanciones económicas a Venezuela en el caso de que se den cambios políticos y económicos que favorezcan a los ciudadanos venezolanos.

Fitzpatrick dijo: “Con mucho gusto revertiríamos esas sanciones financieras cuando el gobierno o los funcionarios cambien su rumbo”, afirmó el funcionario estadounidense.




El funcionario declara que su país no apoyará “malas conductas”, ni se convertirá en “cómplice” del “saqueo” por parte de los gobernantes venezolanos.

Ante las continuas afirmaciones de Nicolás Maduro, sobre el intervencionismo norteamericano en la “Guerra económica contra Venezuela”, Fitzpatrick asegura que “es falso que el agravamiento de la crisis económica venezolana se deba a las sanciones impuestas por el gobierno estadounidense”.



Actualmente pesan sobre Nicolás Maduro y otros funcionarios del gobierno de Venezuela, sanciones ordenadas por el presidente Trump.

 

Igualmente, el gobierno norteamericano ha prohibido que las entidades estadounidenses negocien con el Estado venezolano o con PDVSA, así como la comercialización del petro, la nueva criptomoneda creada por el gobierno nacional.



Así continúa el pulso entre nuestro país y el norteamericano, cuyos gobiernos tienen visiones políticas opuestas y con pocas oportunidades conseguir un terreno común en el que cohabitar y hacer intercambios comerciales y equitativos.

A través de
Venezuelacomenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: