121 muertos dejan vientos de 130 km/h en la llegada del Monzón a la India

El sur de la india quedó completamente cubierto de arena y las ulteriores tormentas eléctricas dejaron de 21 fallecidos

La temporada del monzón ha llegado al sudeste asiático con lluvias torrenciales y las acostumbradas inundaciones con un terrible saldo de más de 1.200 muertos y desaparecidos, Daños irreparables en los cultivos, perdida del agua potable y repunte de las enfermedades pandémicas, un balance no muy prometedor para este año.

Las tormentas de arena que sorprendieron a los habitantes en la madrugada de este miércoles y se desataron por todo el sur del subcontinente originaron mas de 150 muertos, según el balance presentado este viernes por las autoridades hindúes

Se espera que la inestabilidad meteorológica puede aumentar debido a los frentes que se acercan sobre el territorio de la India, Bangladesh y Nepal.

Anirudh Kumar, funcionario de gestión de desastres en Patna comentó a los medios que, “Este año la agricultura se ha derrumbado debido a las inundaciones y seremos testigos de un fuerte aumento del desempleo”, acotó.

La situación en el continente no fue más alentadora, sólo en Nepal, más de 150 personas han muerto y en lo que las Naciones Unidas ha estimado uno de los peores desbordamientos de los últimos 10 años, mas 90.000 hogares han quedado devastados.

134 personas han muerto en Bangladesh y casi 6 millones de personas han sido afectadas directamente, por lo menos por las inundaciones que afectaron más de la tercera parte del país.

Es ya acostumbrado que estos tres países sufran al comienzo de la temporada de los monzones inundaciones que debiesen comenzar en junio y perdurar hasta septiembre, aunque durante este año la temporada ha comenzado con más violencia y mucho antes que en años anteriores. Miles de personas necesitaran durante algunos meses agua limpia y alimentos para remontar la catástrofe.

El monzón echó abajo las frágiles viviendas de barro matando a la gente mientras dormía
El monzón echó abajo las frágiles viviendas de barro matando a la gente mientras dormía

El monzón llega más fuerte este año y por adelantado

Con una violencia inesperada, las tormentas arrasaron las casas construidas con barro y desenterró árboles desde sus cimientos, líneas eléctricas fueron derribadas y cientos de caminos estuvieron cortados, mientras la gente dormía, lo que ocasionó que muchas de ellas permanecieran atrapadas bajo los escombros.

Una alerta del servicio meteorológico indio advirtió de la proximidad de más tormentas para este fin de semana, provenientes del desierto de Rajastán, donde 39 personas perdieron la vida durante el día de ayer, por vientos de más de 100 km/h.

Narendra Modi, primer ministro indio, prometió una indemnización de 6.000 dólares para los afectados, durante un mensaje enviado a las zonas afectadas, donde les daba sus condolencias a los familiares de los fallecidos, igualmente recalcó que esperan que la cifra de muertos aumente en las próximas horas.

La inesperada ola de tormentas de arena que la madrugada de este jueves removió varios pueblos del noroeste y sur de la India ha dejado a casi dos cuartas partes del territorio devastado.

Según explicó Sanjay Kumar, director de la entidad para el control de desastres, «Lo peor de la tormenta ocurrió en Agra, donde murieron 36 personas y 35 resultaron heridas. En algunas partes de la ciudad las casas se derrumbaron y las personas quedaron atrapadas dentro, con árboles cayendo sobre sus casas», informó.

“La mayor parte de los muertos y heridos sufrieron accidentes mientras se encontraban en el exterior”, Señalo Kumar, y aseveró que, «una o dos horas antes del inicio de la tormenta”, fue emitida la alerta.

41 millones de personas, según las Naciones Unidas, han sido la cantidad de damnificados, aunque otras organizaciones estiman sólo unos 16 millones. El monzón llega al norte del subcontinente asiático a finales de junio, y este año lo preceden altas temperaturas de más de 40 grados y de fuertes tormentas de viento.

Fuente
BBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: