La disyuntiva entre PDVSA y ConocoPhillips plantea una crisis para Curazao

La isla caribeña se encuentra en medio de la querella entre la estatal petrolera venezolana y su homóloga estadounidense

Como una potencial crisis a la economía de Curazao a denominado el premier isleño al impase legal en que se encuentran enramadas ConocoPhillips, compañía petrolera norteamericana y la empresa petrolera venezolana, PDVSA, la refinería Isla de Curazao, está en peligro de detener su producción, cosa que incidiría gravemente en la economía del pequeño país insular.

Como resultado del laudo arbitral emprendido por la petrolera estadounidense, se han confiscado los inventarios y activos de PDVSA en la isla de Bonaire y San Eustaquio, durante la pasada semana y la compañía norteamericana buscaría hacer lo propio en Curazao y Aruba para recuperar los 2.000 millones de dólares los cuales PDVSA le adeuda.



Eugene Rhuggenaath, primer ministro curazoleño, explicó que, “hasta el momento ninguna confiscación se ha producido”, pero si Venezuela interrumpe él envió de crudo a la instalación, evadiendo de esta manera la incautación, la refinería se quedará en un futuro cercano sin provisión y tendrá que detenerse y la parada de la planta originará un trastorno demoledor a la economía de la isla, que depende en gran medida en las operaciones de la refinería.

ConocoPhillips.
ConocoPhillips, “Trabajaremos con la comunidad y las autoridades locales para abordar los problemas que pudieran aparecer como resultado de las acciones de cumplimiento”.

PDVSA ha suspendido los envíos de crudo al caribe

Rhuggenaath afirmó que, «somos conscientes de los riesgos potenciales», pero «Una interrupción de la operación tendría un impacto devastador desde el punto de vista económico y social», agregó en una entrevista telefónica. Ya la estatal petrolera venezolana, ha suspendido el almacenamiento local y ha retornado los buques que transportaban crudo a las islas.

El gobierno de la isla ha entrado en contacto con abogados de ConocoPhillips, para mantenerse informado de las posibles acciones que este llevará a cabo, «Esta es una situación diferente a la de Bonaire», manifestó el premier y afirmó que ya representantes legales el gobierno de Curazao, están estudiando posibles escenarios concernientes a las acciones que pudiese emprender Conoco. «Es de hecho una crisis potencial que puede afectar profundamente la situación social y económica de nuestra isla y, por lo tanto, siempre estamos dispuestos a discutir con las partes», comunicó.



Por su parte no ha habido respuesta sobre las actuaciones que emprenderá PDVSA para palear la situación y la empresa venezolana, no ha entrado en comunicaciones con la administración insular, Conoco tampoco ha respondido sobre la solicitud de información del primer ministro de Curazao, aunque a través de una conversación telefónica difundida en los medios, informó trabajaría las comunidades afectadas mientras se resuelve el conflicto.

La operación de la refinería Isla de Curazao representa el 10 % del PIB del pequeño país y se encarga de producir y distribuir combustible y algunos derivados a su territorio y vende los excedentes a islas vecinas y a embarcaciones que hacen cabotaje en su puerto.



Esta pequeña refinería, tiene capacidad de procesar 335.000 barriles al día, aunque PDVSA no es propietaria de la misma, la maneja bajo un contrato de arriendo. El gobierno insular ha estado negociando la comprar combustible al mercado internacional como medida primaria de emergencia, si no se llega a redimir el conflicto.

Fuente
Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: