El botánico David Goodall ha decidido morir a sus 104 años

Asistido por la fundación Exit y acompañado de su nieto el científico australiano tomó la vía del suicidio asistido y hoy ha fallecido

David Goodall toó la determinación de terminar su larga existencia luego de haber experimentado un avanzado deterioro en su calidad de vida, el científico ha respaldado la vía de la eutanasia y el suicidio autoinfligida desde los años noventa y a través de la Fundación Exit, de la cual forma parte desde hace unos 20 años, ha conseguido viajar a Suiza, donde halló justificación legal para lograr hacer su último viaje y en sus propios términos.

La ley australiana no ha incluido este procedimiento y la eutanasia aún está fuera de discusión en su marco legal, por ello el botánico debió viajar 13840 kilómetros desde su país hasta la nación europea, donde por su propia mano y en un ambiente confortable, logró terminar su existencia acompañado de uno de sus 10 nietos, una enfermera del centro de suicidio asistido y en paz consigo mismo.



Goodall fue Licenciado en Ciencias en 1935 y Doctoren Filosofía en el 41, de la Universidad de Londres, en el 48, se convierte en profesor de botánica en la Universidad de Melbourne, recibió un Doctorado en Ciencias de la Universidad de Melbourne en 1953 y luego marcho a Inglaterra para ser profesor de botánica agrícola en la Universidad de Reading, de allí en 1967 se mudó a universidad de California y profesor de ecología en la Universidad Estatal de Utah  hasta 1974, desde entonces se ha mantenido en Melbourne hasta su jubilación forzada en 2012.

David Goodall
Goodall viajó a Liestal, en Suiza, donde dos médicos lo autorizaron a proceder con su suicidio asistido.

Una opción de suicidio humanitaria

El mecanismo utilizado, fue una inyección letal por vía intravenosa que lo despidió minutos después de las 6:30 a.m. ET, el ahora occiso pidió que le colocaran “Ode to Joy” de Beethoven, que lo acompaño hasta su último momento, según informaron voceros del centro asistencial.

A Goodall se le exigió completar el proceso final de apertura de la válvula por sí mismo y para poder realizar el procedimiento debió realizarse varios exámenes, entre ellos uno psiquiátrico para acceder al medio según lo exige la ley suiza, de la misma manera el proceso fue documentado para tener la confirmación de que el acto fuera personal y sin ayuda de terceros.



Según se explica en el reglamento para el suicidio asistido, nadie podrá salir favorecido económicamente de un suicidio asistido, los peticionarios deben estar en el absoluto uso de sus actividades mentales y ser completamente capaces de tomar la decisión, no podrán estar coaccionados por persona alguna, este procedimiento que tarda una media hora comienza con un sueño profundo y media hora después se produciría la muerte, ha explicado Lifecircle, clínica de suicidios asistidos y eutanasia.

«Estoy feliz de tener esta oportunidad, que yo llamo la opción suiza», dijo el botánico. «Ojalá Australia me ofreciera esta posibilidad. Pero otros países van por detrás de Suiza». La opción del suicidio asistido ya es legal en países como Canadá, Bélgica y los Países Bajos, aunque sólo se puede emplear en sus ciudadanos y con enfermedades incurables. Ya en lo estados unidos esta opción está disponible en Oregón, Vermont, Washington, California, Colorado, Hawái y Washington, DC En Montana, en este caso se necesita un fallo judicial para acceder a la opción.



La opción suiza, es tomada por unas 200 personas al año, ya que en este país, el derecho a morir se basa en el derecho individual constitucional para decidir la forma y lugar de su muerte, tampoco excluye a los extranjeros y les brinda la oportunidad a quien lo desee de terminar con sus vidas por problemas psicológicos o físicos que se asocian a la edad.

«Espero que algo positivo salga de mi historia y que otros países adopten una visión más liberal del suicidio asistido», dijo. «Me gustaría ser recordado como un instrumento para liberar a los ancianos y elegir su propia muerte».



Fuente
USA Today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: