Venezuela debe llamar a un acuerdo nacional de gobernabilidad

Carlos Raúl Hernández dice que todos los sectores sociopolíticos del país deben ser partícipes en la reinstitucionalización del nacional

El nuevo gobierno de Venezuela debe llamar a un acuerdo nacional de gobernabilidad, así lo declara el doctor en Ciencias Políticas, Carlos Raúl Hernández.

En una entrevista publicada por el diario venezolano El Universal, indicó que quien considera que es posible que el presidente Nicolás Maduro acuda al diálogo que convocó, a partir del 21 de mayo, como oposición.

Para que se de la gobernabilidad se requiere la participación de todos.



Hernández, quien apoya la candidatura de Henri Falcón, dice que todos los sectores sociopolíticos del país deben ser partícipes en la reinstitucionalización del nacional. Para ello debe asegurarse el cumplimiento de un pacto que permita que Venezuela vuelva al Estado de derecho y al régimen constitucional, la reforma de la economía en función de insertarla en el proceso global, descentralizar el Estado e impulsar una gran transformación social.

Apuntando entonces la opción de Falcón como vía expedita para llegar a esta proyección.

Dejó manifiesta su esperanza que el madurismo se convierta en la oposición, una que además sea civilizada y no un grupo subversivo que repita contra una naciente gestión lo que ha rechazado, “y aprenda a vivir democráticamente”.



En la entrevista el doctor Hernández explica que el nuevo gobierno deberá dejar atrás el pasado y no caer en retaliaciones, acotando la cita bíblica: “el que mira para atrás, se convierte en estatua de sal”, ya que según su opinión Venezuela requiere “un pacto de gobernabilidad sin venganzas”.

Se debe incluir al sector privado

Al consultársele sobre la reforma económica globalizadora que plantea, explica que ésta debe incluir la entrega al sector privado de las empresas improductivas que están en manos del estado, la reformulación de Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Dice que se deberá establecer una estrecha alianza con los organismos financieros internacionales, como el FMI, el Banco Mundial, la CAF, la Unión Europea y el BID con el fin de alcanzar el respaldo financiero que implica este propósito.



Plantea que es necesario retomar la descentralización del país, que fue aplastada por la “revolución”.

También indica que es necesario olvidar el asistencialismo, tan arraigado con las “misiones” del gobierno nacional.

De acuerdo con este planteamiento señala que hay que invertir por lo menos 25% del PIB en políticas sociales de nueva generación que se fundamenten básicamente en la formación para el trabajo, haciendo énfasis en la generación joven, combatir la desnutrición infantil, incitar la escolaridad y promover la incorporación de las mujeres al mercado laboral.


Acotó que también hay que reformar y fortalecer la seguridad social, los sistemas de salud público y privado, y el régimen de pensiones y jubilaciones.

Hay que hacer prioritaria la inversión pública y privada en la educación, el adiestramiento de los jóvenes el área tecnológica, de lo contrario Venezuela seguirá perdiendo el denominado “bono demográfico”: la juventud de su población, que permite a los países incrementar su productividad.

A través de
Venbezuela Comenta
Fuente
El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: