Corea del Norte sigue dispuesta al diálogo pese a que Trump suspendió el encuentro

El presidente norteamericano anuló la cumbre entre su gobierno y el de Corea del Norte alegando “abierta hostilidad”

Corea del Norte aseguró el viernes que sigue dispuesta a dialogar con Estados Unidos «en cualquier momento» aunque Donald Trump haya anulado la cumbre con Kim Jong Un.

Con alegatos de “abierta hostilidad”, Donald Trump anuló la reunión prevista con el presidente de Corea del Norte, Kim Jong Un.

Con una comunicación oficial, el gobierno norte dice que «es inapropiado, en este momento, tener esta reunión largamente planeada.», sin embargo, retiró su intención de participar, dadas las declaraciones del gobierno norcoreano en las que tachaba de estúpidas» e «ignorantes» unas afirmaciones del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, acerca de la desnuclearización del país asiático.


El gobierno norteamericano también advirtió al norcoreano contra la toma de cualquier decisión «estúpida o irresponsable».

Corea del Norte tuvo una reacción “bastante comedida”

El primer viceministro de Relaciones Exteriores norcoreano, Kim Kye Gwan, dijo que la suspensión de la reunión es «extremadamente lamentable», dejó una puerta abierta al diálogo.

«Reiteramos a Estados Unidos nuestra disposición a sentarnos cara a cara en cualquier momento y en cualquier forma para resolver el problema», dijo Kye Gwan, enfatizando que «el repentino anuncio de la anulación de la reunión» realizado por Donald Trump fue «inesperado» para Pyongyang.

Las reacciones internacionales fueron inmediatas

Varios líderes extranjeros manifestaron su decepción, encabeza la lista el presidente surcoreano Moon Jae-in, quien dijo que este fue un giro de los acontecimientos «profundamente lamentable».

Manifiesta que Corea del Norte “sigue siendo honesta a la hora de poner en práctica el acuerdo y en sus esfuerzos para la desnuclearización y la construcción de la paz», expresó el ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-gyon.

China, el país aliado importante de Pyongyang, hizo un llamado a Corea del Norte y a Estados Unidos para mostrar «buena voluntad» y «paciencia».

Shinzo Abe, el primer ministro japonés respaldó  la decisión del presidente Trump.

Corea del Norte declaró que nunca renunciaría a su arsenal nuclear mientras se sintiera amenazada ante una posible agresión estadounidense.


Un representante del gobierno estadounidense lamentó que representantes de norcorea no se presentaran a una reunión, plantada para la semana pasada, con responsables de la Casa Blanca en Singapur para preparar la cumbre entre Trump y Kim.

«No nos dijeron nada, sólo nos dieron plantón», explicó.

 

A continuación el texto del comunicado de la Casa  Blanca:

Dice: Una carta del Presidente al Presidente Kim Jong un: «es inapropiado, en este momento, tener esta reunión largamente planeada.»

A través de
Venezuela Comenta
Fuente
Panorama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error: