Femicidio: Una realidad latinoamericana que ya no es silente

Doce mujeres mueren asesinadas a diario en América Latina

# Niunamenos. Es un movimiento argentino contra la violencia de género

De repente se comenzó a discutir sobre el Femicidio en latinoamérica, esta era una realidad de la que todos estaban al tanto, pero de la que nadie hablaba.

Segun Wikipedia, el Feminicidio o femicidio «es un crimen de odio: el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer. El concepto define un acto de máxima gravedad, en un contexto cultural e institucional de discriminación y violencia de género, que suele ser acompañado por un conjunto de acciones de extrema violencia y contenido deshumanizante, como torturas, mutilaciones, quemaduras, ensañamiento y violencia sexual, contra las mujeres y niñas víctimas del mismo».

A pesar de los importantes avances legales en la región, el reconocimiento de la tipificación del delito de femicidio o feminicidio,  la aprobación de leyes o reformas a los códigos penales en 18 países, es devastador saber que doce mujeres mueren asesinadas a diario en América Latina.

Nuestra latinoamerica, llena de colorido y de una riqueza cultural que asombra al mundo incluye a 14 de los 25 países del mundo que poseen las tasas más altas de feminicidio.

El machismo, tan intrínseco en la cultura latina, se refleja en todos los aspectos de la sociedad, es tan contradictorio que las mujeres hayan transitado un camino hacia la igualdad de género y que aún persistan vicios de batallas ya ganadas.

Femicidio e Impunidad

Por toda América latina se han levantado voces en contra de los crímenes de género.

Para Kathleen Taylor, directora de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, el principal refugio de la violencia de género es la impunidad.

Esta explicación fue ofrecida en un reciente encuentro sobre la violencia de género en París, organizado por el programa de cooperación entre América Latina y la Unión Europea (UE), Eurosocial. Evento que contó con participantes de todas las latitudes del planeta.

En el evento se plantearon diferentes aspectos que se suscitan en las diferentes regiones, concluyendo que es necesario además de la transformación del entorno legal, un profundo cambio educativo para que el impacto cultural derivado de la ignorancia tienda a la creación de sociedades más igualitarias e inclusivas, eliminando de esta forma la permisividad social.

«Requerimos un profundo cambio social y cultural para desnaturalizar esa violencia que ha sido socialmente normalizada y naturalizada, comenzando con el acoso y el hostigamiento sexual, que es el primer eslabón de una larga cadena de vejaciones y violencias contra las mujeres», dijo a la AFP Pablo Navarrete Gutiérrez, coordinador de asuntos jurídicos del Instituto Nacional de Mujeres de México.

De esta manera nunca más podremos ver titulares de prensa que digan doce mujeres mueren asesinadas a diario en América Latina.

 

 

 

A través de
Venezuela Comenta
Fuente
Jornada.Unam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: