Ataques contra el nacional han hecho eco en la prensa internacional

El Washington post expone la situación del diario venezolano y su confrontación con el gobierno nacional.

El diario estadounidense, “The Washington Post” ha tomado interés en los ataques contra El Nacional y a través de un reportaje han registrado el hecho noticioso, exponiendo el caso ante lectores internacionales.

El periódico en su sitio web, relata la “lucha” que sobrelleva El Nacional para mantenerse con vida, en un artículo titulado: “Mientras se desliza hacia el autoritarismo, Venezuela apunta a uno de sus últimos periódicos independientes”.



El titular del periódico estadounidense, destaca la posición del El Nacional.

Escribe el Post “En Venezuela, la presión contra el periódico, dicen los expertos, es una señal de que el gobierno está listo para cerrar de manera efectiva lo que queda de la prensa libre”.

Cita a Carlos Correa, profesor universitario y director ejecutivo de Public Space, quien declara que «Si El Nacional está cerrado, tendría un grave impacto en los medios venezolanos», señalando que «Sería una señal de una escalada de la censura y definitivamente tendría un efecto escalofriante en otros medios temerosos de pasar por el mismo destino».



Describe la evolución de diferentes medios de comunicación que fueron acallados, cerrados y comprados por simpatizantes del gobierno.

A partir de 2015, indica el periódico, funcionarios del gobierno han presentado demandas en los tribunales contra diferentes medios, con acusaciones de difamación e incitación.

Entre ellos es destacado el reciente duelo legal entre Diosdado Cabello y el Nacional, que fue sancionado con 1000 millones de bolívares, con una sentencia emitida por el Tribunal 3° en lo Civil de Caracas.

La publicación también explica sobre el bloqueo de diferentes sitios web y el decreciente suministro de papel para los periódicos.

Destaca la publicación internacional, que la posición que sostiene El Nacional, en la que denuncia el grave estado de la economía venezolana y casos de instituciones deterioradas, han puesto al periódico de tres cuartos de siglo de trayectoria, en una posición delicada y “en riesgo de caer en manos del gobierno”.



Miguel Henrique Otero dijo al Washington post que sus abogados confirmaron la resolución y el monto de la multa.

Explica que, en caso de no hacer el pago, tal como ordena el fallo, “el documento podría ser embargado y vendido en una subasta”.

Actualmente Otero se encuentra en un exilio auto impuesto y reside en España, desde donde ha declarado para la publicación norteamericana: «Esto es más sutil que en las dictaduras tradicionales, pero el gobierno sigue asfixiando las salidas”.

El nacional, en su portal web, ha manifestado que “El procedimiento contra El Nacional es una retaliación política”.

A través de
Venezuela Comenta
Fuente
washingtonpost.comEl Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: