Celebramos el 100ª aniversario del nacimiento de Nelson Mandela

Su legado ilumina a la humanidad

El mundo celebra el 100ª aniversario del nacimiento de Nelson Mandela, un hombre que dejó un legado de amor y perdón y que dedicó su vida a sanar a su país, fragmentado por el odio y la desigualdad.

Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario.

Nelson Mandela. Largo Camino a la Libertad 1995

 

«En el curso de mi vida me he dedicado a la lucha del pueblo africano. He combatido la dominación blanca y he combatido la dominación negra. He promovido el ideal de una sociedad democrática y libre en la cual todas las personas puedan vivir en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir, hasta lograrlo. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir.» Nelson Mandela

Nelson Rolihlahla Mandela Nació en Mvezo, Unión Sudafricana el 18 de julio de 1918 y falleció en Johannesburgo, Gauteng, Sudáfrica el día 5 de diciembre de 2013.

Este gran hombre fue un abogado, activista contra el apartheid, político y filántropo. Fue presidente de Sudáfrica entre 1994 y 1999.

Fue el primer presidente de Raza negra en su país y también el primero en resultar elegido por sufragio universal.

Su gestión de gobierno se enfocó en deshacer la estructura social y política heredada del apartheid a través del combate del racismo institucionalizado, la pobreza y la desigualdad social, y la promoción de la reconciliación social.

Como nacionalista africano y marxista, presidió el Congreso Nacional Africano (CNA) entre 1991 y 1997, y a nivel internacional fue secretario general del Movimiento de Países No Alineados entre 1998 y 2002.

«La muerte es algo inevitable. Cuando un hombre ha hecho lo que él considera como su deber para con su pueblo y su país, puede descansar en paz. Creo que he hecho ese esfuerzo y que, por lo tanto, dormiré por toda la eternidad». Nelson Mandela

Ejemplicó con acciones todo aquello que profesaba y dió el primer paso para detener una espiral de odio que consumía a la nación africana.

Su labor continúa en aquellos que le suceden y todavía están por verse los frutos que su paso por este mundo ha dejado. Hay un gran camino por recorrer para que las relaciones humanas dejen de basarse en las diferencias y partan de aquellas que nos hacen humanos a todos los seres que habitamos en este planeta y nos permite llamarnos seres humanos.

Mandela es una fuente de inspiración para todos aquellos que aspiran un mundo mejor. Gracias Madiba, por tu siembra de amor y por el coraje que nos enseñaste de cara a las adversidades que venciste en nombre del bien de la humanidad.

A través de
Venezuela Comenta
Fuente
Wikipedia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: