Murió el fundador de la heladería Coromoto de Mérida

El trabajo de su vida hizo feliz a cientos de miles de turistas atraídos por la variedad de sabores de su heladería

Manuel Da Silva creó la Heladeria coromoto, convirtiendola en un hito de la ciudad de Mérida.

Manuel Da Silva , el fundador de la heladería Coromoto de Mérida falleció el pasado martes, dejándonos dulces recuerdos y mil sabores en una   hermosa calle merideña.

La heladería Coromoto, mejor conocida como la de los mil sabores es una parada obligada para todo aquel que visite la ciudad de Mérida, ese local lleno de sabor y colorido fue la creación de Da Silva, cuya labor y creatividad le llevó a quedar en el registro de dos records Guinness.

El primero lo obtuvo en 1991 cuando ofrecía 368 helados de sabores diferentes y el segundo en 1996 tiempo en el que contaba con 591 variedades.

Actualmente la heladería ofrece 870 sabores para el deleite de los locales y visitantes.

Muestra orgulloso su récord Guinness

Da Silva, falleció el pasado martes debido a causas naturales en su hogar Mérida, habiendo llegado a sus 88 años, tal como lo comunicó a Efe el gobernador del estado, Ramón Guevara.

El gobernador Merideño dijo a la agencia noticiosa que Manuel Da Silva fue un «patrimonio de la ciudad», lamentando dar «una triste noticia».

Manuel Da Silva Olivera fue un inmigrante portugués, quien como tantos otros de su generación llegó a nuestro generoso país para convertirlo en su hogar.

Fundó la heladería en el año 1981, aprovechando su experiencia como empleado en una fábrica de helados, comenzando en pequeño para con los años establecer no sólo su marca, sino una referencia para la ciudad de Mérida y para Venezuela.

La pintoresca heladería es muy visitada

Un ejemplo de creatividad y trabajo tesonero, le llevó a experimentar con la creación de helados de diferentes sabores con los que asombró y deleitó a su amplísima clientela.

En la heladería se puede probar helados de frutas como el aguacate, verduras como cebolla, ajo y también sabores exóticos como el chipi chipi y otros productos marinos.

En el año 2006 la tienda abrió su primera franquicia «Coromoto» en Portimão, Portugal, la cual es dirigida por su hijo mayor también llamado Manuel Da Silva Oliveira.

Hay mucho que agradecer a este venezolano de corazón, hijo de otras tierras, quien con tesón colaboró con el turismo en la capital merideña, haciendo deliciosos helados para gente de todas las edades.

En la pared de observa buena parte de los sabores que ofrece la heladería
A través de
Venezuelacomenta.com
Fuente
Panorama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: