Se suspende temporalmente la entrada de venezolanos a Brasil vía Roraima

El estado alega que existe un cuello de botella entre el flujo entrante y la relocalización de los inmigrantes venezolanos

Una orden judicial suspende temporalmente la entrada de venezolanos a Brasil vía Roraima, debido a un desequilibrio entre el flujo entrante y la relocalización de los inmigrantes venezolanos en el interior del país.

Esta decisión judicial condiciona el ingreso de nuevos venezolanos a Brasil por la frontera de Roraima, al llamado proceso de interiorización.
Esta es una medida del Gobierno brasileño por medio de la cual se transfiere a los que llegan vía Roraima a otras regiones y les asegura la regularización en el país. .
El proceso de interiorización,  ha trasladado a 820 inmigrantes venezolanos a ciudades como Sao Paulo, Cuiabá, Brasilia y Río de Janeiro, sin embargo hay estimaciones que indican que a diario 500 venezolanos ingresan por la frontera de Roraima.
Esta situación genera un cuello de botella, que afecta a la municipalidad, pese al apoyo de diversas agencias de las Naciones Unidas de cara a la situación.
Se registran 500 ingresos diarios de venezolanos a Brasil a través del estado de Roraima

Las autoridades deben ser informadas para ejecutar la orden judicial

«Decido cautelarmente suspender la admisión y el ingreso en Brasil de inmigrantes venezolanos a partir de la ciencia de esta decisión y hasta que se alcance un equilibrio numérico con el proceso de interiorización y se creen condiciones para una acogida humanitaria en el estado de Roraima», fue el fallo del juez Helder Girão Barreto, de la Sala Primera de la Justicia Federal de Roraima.
Esta medida cautelar responde a un recurso implementado por el Ministerio Público Federal y la Defensoría del Pueblo de la Unión, que solicita la suspensión de un decreto emitido por ese estado fronterizo a través del cual se exige pasaporte válido para que los inmigrantes venezolanos tengan acceso a servicios como la salud y la educación.
De igual manera, el juez también suspendió el decreto expedido el 1 de agosto por el Gobierno de Roraima, en el que se establece la deportación o expulsión de venezolanos involucrados en crímenes, ordenando la vacunación obligatoria contra el sarampión de todos los inmigrantes venezolanos que se encuentren en territorio brasileño.
La orden judicial fue emitida el pasado domingo, pero no se ha hecho efectiva la medida, ya que que las autoridades y órganos competentes aún no han sido notificados oficialmente.
A través de
Venezuelacomenta.com
Fuente
eluniversal.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: