El precio y acceso a la gasolina genera opiniones encontradas

El subsidio de la gasolina venezolana ha generado pérdidas millonarias al país

El precio y acceso a la gasolina genera opiniones encontradas en la opinión de los venezolanos. Recientemente el gobierno nacional anunció nuevas medidas económicas, entre ellas el acceso a la gasolina mediante el carnet de la patria, lo cual permitirá acceso al combustible con un subsidio que se plantea durará dos años.

Según plantea Asdrúbal Oliveros, economista director del centro de análisis Ecoanalítica, el Estado venezolano perdió en el último año unos US$5.500 millones por regalar en el mercado interno toda la gasolina que podría haber vendido en los internacionales a un precio medio de US$3,70 el galón, es decir US$1 el litro.

El otro aspecto del tema de la gasolina barata en Venezuela es el denominado bachaqueo, que no es más que el contrabando del combustible hacia Colombia, Brasil y Guyana, países que comparten frontera terrestre con nuestro país. Otro punto de salida de la gasolina nacional son las islas del caribe.

Se hace claro que el precio nacional son centésimas de centavos de dólar por litro, lo que incentiva el contrabando de manera importante.

Acceso controlado

El gobierno llamó recientemente a los venezolanos a registrar sus vehículos en un «gran censo nacional automotor» a través del cual plantea la recuperación del parque automotor y la asignación del subsidio de la gasolina a quien se registre, vía la página web destinada para el uso del carnet de la patria.

Quien no esté registrado, sólo podrá acceder a la gasolina pagando el precio internacional. Con este recurso se busca frenar a aquellos que contrabandean el combustible, frenando su obtención a precios económicos.

Sin embargo, con cada restricción que se establece y cada intento de regulación, siempre se crean mecanismos para la evasión de la norma, o mejor dicho «quien crea la ley, crea la trampa».

Ya se vió con los intentos de regular la compraventa del dólar, no solo una, sino dos veces en la historia venezolana.

Los precios regulados de los alimentos y medicamentos, que fueron a dar a los anaqueles colombianos, dejando sin acceso a los bienes más básicos a los venezolanos.

A este respecto, la abogada y defensora de los Derechos Humanos, Rocío San Miguel, hizo manifiesta su opinión sobre que el Censo Nacional de Transporte, genera una segregación interna, marcando diferencias entre quienes tengan el carnet de la patria y quienes no..

“La segregación en el suministro de combustible convierte a los venezolanos en patriotas y expatriados al pretender cobrar el combustible a quienes no tengan el carnet de la patria, a precio internacional se pulveriza el derecho de igualdad entre venezolanos”, publicó en su cuenta Twitter.

 

A través de
Venezuelacomenta.com
Fuente
La PatillaBBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: