La hiperinflación y el sexo

Los precios de los anticonceptivos están más allá del presupuesto

La escalada de precios y la hiperinflación afecta todos los aspectos de la vida de los venezolanos, también lo hace con el sexo.

Según Abraham Maslow, padre de la teoría de la jerarquía de necesidades humanas, se puede plantear las necesidades según el siguiente gráfico.

Pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas.

Bajo este esquema el sexo está al mismo nivel de las funciones biológicas básicas como la respiración, la alimentación y el descanso.

En la actual economía venezolana, la base completa de esta pirámide está comprometida ya que el ingreso no llega a cubrir los costos que supone la alimentación.

Si hablamos de las otras etapas de la pirámide, se hacen cuesta arriba, toda vez que se va complicando el alcance de lo más básico.

Esta crisis afecta el sexo, tal como lo enunciamos al principio, pagar por una caja de preservativos el equivalente  a dos millones quinientos mil bolívares fuertes, es decir veinticinco bolívares soberanos.

Si se usan dos cajas al mes, serían doscientos bolívares, que equivalen al 11% del salario mínimo, recién estipulado en mil ochocientos bolívares soberanos.

El detalle está en dos temas, el primero es que el monto de la cesta básica alimentaria supera el salario, por lo que se va haciendo más estrecha la jerarquización del uso del dinero para cubrir esa primera escala de la pirámide.

Según una publicación de la BBC, en la que citan como fuente a una periodista, explican que se ha incrementado el embarazo adolescente y la incidencia de enfermedades de transmisión sexual.

A este dato se le suma la escasez de otros métodos anticonceptivos, el más común, las pastillas que escasean y son vendidas a precios a los que no todos pueden acceder.

La periodista Mariana Zúñiga, explica a la BBC que ante la falta de acceso a estos métodos, cada vez más mujeres buscan vías contraceptivas permanentes, tal como la ligadura o corte de las trompas de falopio.

Reseña el medio de comunicación, según información suministrada por Zúñiga que  una clínica capitalina se esterilizaron 400 mujeres en 2017.

La falta de políticas coherentes ha influido en el incremento del embarazo adolescente

La nota explica que para mayo de este año fue alcanzada esa misma cifra. También explica que en los denominados «días de esterilización» administrados por los programas locales de salud, se realizan 40 esterilizaciones gratuitas por día, con listas de espera de hasta 500 mujeres.

Sin embargo el programa tiene problemas de escasez de insumos.

Asumir la maternidad y paternidad responsable es difícil bajo estas circunstancias. También lo es hacerse cargo de la sexualidad de manera responsable.

 

A través de
Venezuelacomenta.com
Fuente
Venezuelasincensura.comBBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: