El negocio de la migración Venezolana

Mientras Colombia, Perú y Ecuador se declaran en crisis y piden apoyo, Maduro pedirá recursos a la ONU para el plan vuelta a la patria

La migración Venezolana plantea una especie de negocio en en el que hay muchos actores involucrados.

Representa todo un reto económico migrar a otro país.

En primer lugar, las agencias de viajes, aerolíneas, empresas de transporte terrestre y una serie de intermediarios están obteniendo ganancias que suman cifras millonarias, no hablemos de los devaluados bolívares, sino de dólares.

Salir del país para recomenzar tiene un alto costo económico. Muchas personas han vendido sus pertenencias, producto del esfuerzo de toda una vida, para sufragar los costos asociados a esta decisión.

Se requieren cerca de mil dólares por personas para salir del país y cerca de 600 dólares mensuales para cubrir los costos más básicos de la subsistencia.

Hablamos de altas sumas de dinero, a las que se unen el proceso de papeleo, que está plagado de gestores, toda vez que se hace sumamente dificultoso el acceder al procesos de legalización y apostillamiento de documentos.

Los precios de estas tarifas están dolarizados, estamos hablando de más de 500 dólares por persona, lo cual varía dependiendo de la cantidad de documentos a procesar.

Hasta ahora sólo hemos considerado la primera etapa, la siguiente es la que conlleva toda la apuesta del nuevo comienzo, salir del país para buscar santuario en el extranjero.

No se trata de tomar las maletas e irse, hay que escoger el lugar al que llegar y una vez allí insertarse al mercado laboral. Son muchos profesionales y técnicos que ha perdido Venezuela y que ganan otros países.

Sin embargo, muchas personas con pocos estudios o  cualificaciones técnicas también salen a buscar fortuna, estas son las personas que quedan en estado de vulnerabilidad y sobre las que se ha hablado intensa e insistentemente durante este último año.

Colombia ha mantenido una política de puertas abiertas a los venezolanos, es la puerta de salida a los migrantes que deciden quedarse en suramérica.

El país ha clamado por asistencia tanto técnica como monetaria, la cual ha ido recibiendo de la Unión Europea y organismos asociados a la ONU y la OEA.

Los países que reciben a los venezolanos se ha declarado en crisis.

Las ayudas son multimillonarias en dólares, de igual manera Brasil, Perú y Ecuador han planteado también sus necesidades de cara a la alta afluencia de migrantes.

Por último, Venezuela, que ha negado oficialmente el impacto de la diáspora, ha propuesto un plan de «Vuelta a la patria», en el que brinda apoyo a aquellos que quieran retornar.

Mientras los organismos internacionales señalan que millones de venezolanos han salido del país, el gobierno nacional habla de miles de retornados a casa.

En declaraciones recientes, el presidente Nicolás Maduro ha manifestado que solicitará 500 millones de dólares a la Organización de Naciones Unidas para financiar los vuelos del llamado «Plan Vuelta a la Patria».

Pareciera que la crisis migratoria se ha convertido en el negocio del momento, cada quien saca una tajada del gran pastel, cuyos ingredientes son las vidas de seres humanos que necesitan guarecerse de una gran tormenta, como lo es la crisis venezolana.

A través de
Venezuelacomenta.com
Fuente
Ansalatina.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: