Trabajadores domésticos inician campaña Cero despidos

Ante las condiciones económicas actuales estos trabajadores se ven afectados por su vulnerabilidad

Trabajadores domésticos capitalinos inician la campaña Cero despidos, mediante la cual buscan defenderse de condiciones de trabajo precarias y, en muchos casos, despidos injustificados.

El día de ayer salieron a las calles de Caracas haciendo notar su situación, manifestando que están sufriendo  despidos, acoso laboral y precariedad.

La mayoría son mujeres de condición económica deprimida y sostén de familia, quienes luchan por sus derechos laborales cercenados por empleadores que en la mayor parte de los casos no les ofrecen las prebendas legales que dicta la ley del trabajo.

Ya en septiembre de este año, habían comenzado este tipo de situaciones, por lo que los militantes del Movimiento del Pobladores y voceros de Trabajadores residenciales Unidos por Venezuela denunciaban que no les están dando carta de despido a los y las trabajadoras residenciales, sino que están planteando reuniones entre las juntas de condominio para presionarlos a renunciar.

“intentan amenazarlos, coaccionarlos. Parten de la idea de que no tienen con qué pagarles y que por lo tanto ellos se tiene que ir y que tienen que negociar condiciones desfavorables para seguir trabajando”, declaró para Alba Ciudad Hernán Vargas.

El planteamiento del Movimiento de los trabajadores residenciales, es iniciar una campaña de Cero despido que implica la unidad entre la clase trabajadora frente a los enemigos del pueblo que son aquellos negados a proteger el salario y el trabajo, así como a los que se niegan a cumplir con los precios acordados.

Esta campaña incluye 5 líneas de acción:

1. Defensa de los derechos de cada trabajador.
2. Denuncia institucional. Cada trabajador tiene derecho a asistir al estado, teniendo unas líneas planteadas.
3. Denuncia pública. Si alguna familia de los trabajadores residenciales es acosada, deben denunciar por las vías más concretas como las redes sociales por ejemplo, señalando directamente al responsable para que quede en evidencia.
4. Organización Central. En cada ciudad deben haber reuniones de trabajadores residenciales donde exista un intercambio de redes de contactos para que haya una defensa masiva, es decir, cuando traten de desalojar a uno, todos se activen y se acercan al edificio para poder hacer presión.
5. Red de apoyo entre iguales. Más allá de los trabajadores residenciales, los distintos movimientos, organizaciones del poder popular que estén dispuestos a movilizarse por una causa común, “es la unión de la clase trabajadora para defender el trabajo frente al capital, frente a los enemigos del pueblo”.

 

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: