El peligro de ejercer la medicina en Venezuela

Los médicos venezolanos arriesgan en muchos casos su integridad al ejercer su profesión

Ejercer la medicina en Venezuela representa un peligro para los profesionales de la salud, en algunos casos se ven amenazados ante la frustración de enfermos y familiares ante las carencias del sistema que en muchos casos cuesta la vida de los pacientes.

La falta de insumos, medicamentos y condiciones de higiene son el día a día de quienes laboran en los diferentes centros de salud públicos.

En muchos casos, los trabajadores piden «la colaboración» de los pacientes y del público asistente para obtener papelería, implementos de limpieza e insumos para el tratamiento médico quienes buscan la solución a sus problemas de salud.

La falta de insumos y el deterioro de los hospitales afecta la aplicación de un correcto servicio de salud. Foto El Pitazo.

Los trabajadores del sector, desde los médicos hasta el personal técnico, enfermeras y empleados de mantenimiento están expuestos al contagio de enfermedades e infecciones, producto de la falta de insumos para la asepsia.

Otro grave problema es que están expuestos al hampa. Se han reportado múltiples incidentes en los que han sido afectados por robos y ataques de pacientes que en su desesperación los culpan de negligencia en casos en los que la falta de insumos impiden la correcta atención médica e incluso han provocado la muerte de pacientes que con el debido tratamiento, podrían haber salvado sus vidas.

La agencia noticiosa Reuters mostró un trabajo periodístico en el que médicos venezolanos cuentan sobre agresiones recibidas, por parte de familiares de pacientes en casos críticos.

Explica el reportaje que después de que una mujer muriera mientras estaba conectada a un respirador en un hospital de la zona central de de Venezuela el mes pasado, uno de sus familiares le dio un puñetazo en el pecho a la médico tratante, culpandola por la muerte de la mujer.

«Piensan que cuando no hay equipo o antibióticos, es culpa del médico», dijo la doctora del Hospital Central de Maracay que pidió anonimato al dar declaraciones.

El grupo Médicos por la Salud publicó un estudio estadístico en el que explican que en un 62% de los hospitales públicos del país han sido escenario de agresiones en contra de profesionales de la salud.

El grupo de defensa de los médicos explica que los actos violentos son cada vez más comunes en el deprimido sistema médico de Venezuela.

Este estudio también refleja que el 45 por ciento de los hospitales reportaron robos y tiroteos. Indica además que la escasez de agua ha impedido la realización de cirugías, ya que algo tan básico como lavarse las manos no es posible.

Desde hace 4 años se viene deteriorando el sector salud en el país

Otro aspecto reflejado es la falta de medicamentos para prevenir el rechazo de órganos, que ha dejado vulnerables a los receptores de trasplantes que sufren insuficiencia orgánica.

También los pacientes epilépticos están luchando contra las convulsiones debido a la escasez de medicamentos.

El estudio fue basado en una encuesta aplicada a médicos en 40 importantes hospitales en todo el país.

Julio Castro, uno de los líderes de Médicos para la Salud explicó que el estudio no solicitó detalles sobre incidentes violentos. Sin embargo el galeno explica que muchos probablemente tuvieron que ver con la falta de medicamentos y el equipo adecuado.

El estudio también encontró que la mitad de los hospitales sufrieron cortes de agua y electricidad y carecían de máquinas de rayos X, mientras que el 42 por ciento carecía de dispositivos de ultrasonido que funcionaran.

A través de
Venezuelacomenta.com
Fuente
todayonline.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: