La visita del presidente de Turquía a Venezuela genera conclusiones contrastadas

Se firmaron acuerdos en materia petrolera, gasífera, petroquímica, turística, minera, transporte, salud, educación y seguridad.

La visita del presidente de Turquía a Venezuela genera conclusiones contrastadas, analistas expresan que es la muestra de la desesperación del gobierno, mientras que la visión oficial señala que se trata de la  diversificación de la política exterior.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, estuvo de visita en venezuela, recibiendo altos honores por parte del ejecutivo nacional.

Al respecto el presidente de la república Nicolás Maduro dijo: «Hemos firmado acuerdos para seguir avanzando en el desarrollo económico, comercial, científico, militar, minero, educativo, cultural, hemos construido un mapa, hemos avanzado y lo que viene es mejor. Hemos visto el desarrollo de nuestra relación desde el 2025 hasta el 2030. El desarrollo de las inversiones conjunta. Nosotros estamos comprometidos para que cada una de las cosas que hemos firmado se haga realidad. No se quede en el papel»

Para algunos analistas esta visita revela la «desesperación» del gobierno nacional por buscar recursos económicos «comprometiendo» el «patrimonio» del país, en medio de la profunda crisis económica.

Para otros se trata de la «diversificación» de la política exterior y de un «acercamiento» entre «aliados estratégicos» que va más allá del intercambio comercial.

Venezuela se ampara en la postura de Turquía

Alfredo Romero, internacionalista, sostuvo que la visita de Erdogan, comprueba una vez más que «ya no se trata de una coincidencia de carácter ideológico como sería el caso de Irán, o un interés en materia geopolítica como seria Rusia, o económico como seria China».

«En este caso el interés está basado en la posición que el gobierno de Turquía ha tenido últimamente con respecto, no solamente a Estados Unidos y la Unión Europea, sino con la propia Organización del Tratado del Atlántico Norte, como miembro», declaró el experto a ANSA.

Explicó que el gobierno venezolano ha mantenido como «norte, desde hace muchos años la búsqueda de apoyos de gobiernos foráneos, extraños, a América latina», dado el colapso en que se encuentra la nación.

«Venezuela aspira a beneficiarse del intercambio comercial con Turquía para la venta del oro y otros minerales preciosos, productos terminados, y también en la búsqueda de financiamiento que es uno de los elementos más difíciles que tiene el gobierno dado las sanciones financieras por parte de Estados Unidos, Canadá y algunos países de la Unión Europea», indicó.

Por otra parte, el internacionalista Luis Angarita, jefe de la cátedra de economía internacional en la Universidad Central de Venezuela, mostró su preocupación por la «desesperación» que tiene el gobierno de buscar recursos económicos con «aliados como Turquía» otorgando «concesiones económicas importantes en el desarrollo de pozos petroleros, minas de hierro, oro, diamante, coltán».

«La desesperación que tiene el gobierno por nuevos recursos muy probablemente puede estar comprometiendo el patrimonio del país como la Faja Petrolífera del Orinoco, y la venta de petróleo a futuro», considera Angarita.

Explica el experto que pese a la relación estratégica que tienen ambos países, «esto no va a solucionar el conflicto económico de Venezuela que tiene una demanda de divisas para los próximos 6 años entre 8 y 10 mil millones de dólares».

Por otra parte la internacionalista Yarisma Pérez, indica que la visita del mandatario turco responde a la política exterior que tiene el país desde 1999, cuando llegó al poder el difunto Hugo Chávez.

«Turquía es un país industrializado, Venezuela es un país rico en diferentes minerales. Ahí se está dando el principio de complementariedad que activó Chávez», manifestó.

Ambos gobiernos firmaron acuerdos en materia petrolera, gasífera, petroquímica, turística, minera, transporte, salud, educación y seguridad.

Una relación estratégica

De igual manera  la experta explicó que se trata de un relación «estratégica de aliados que va más allá del comercio y que viene con el nuevo orden de las nuevas potencias emergentes».

«Venezuela logra con Turquía disminuir el daño que le ocasiona la dictadura del dólar y le pasa por encima a las sanciones que Estados Unidos ha dictado contra el país», explica.

Además, destacó que, «en tiempos de las nuevas guerras mediáticas, que apuntan a que la nación se va a caotizar el próximo 10 de enero cuando Maduro asuma de nuevo la presidencia, esta visita adquiere otra parte estratégica».

Entre Venezuela y Turquía, cuyas relaciones datan del año 2010, existen posibilidades de asociación en

A través de
Venezuelacomenta.com
Fuente
AVN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: