Venezuela detiene operaciones petroleras de Guyana

Un barco de la armada venezolana, interrumpe a un explorador de Exxon Mobil

Un barco de exploración petrolera de bandera noruega, que fue contratado por Exxon Mobil suspendió las operaciones en la costa de del delta del Orinoco, durante el fin de semana después de que un buque de la armada venezolana lo abordara en una renovación de una disputa fronteriza con Guyana de un siglo de antigüedad.

El sábado por la mañana, el Ramform Tethys, un barco propiedad de la compañía noruega Petroleum Geo-Services, estaba realizando pruebas sísmicas en busca de petróleo cuando se acercó el barco venezolano, la marina venezolana no abordó el barco, aunque el barco noruego que estaba realizando pruebas sísmicas en aguas de la antigua colonia inglesa a 160 kilómetros de la frontera reconocida el sábado por la mañana, zarpó hacia aguas internacionales.

El episodio ocurrió solo unas horas después de que el inestable gobierno de coalición del vecino país perdiera un voto de no confianza en la asamblea nacional el viernes por la noche, comenzando lo que promete ser una campaña electoral nacional volátil, mientras que el presidente David A. Granger de Guyana, sigue luchando entre el cáncer y un gobierno que se tambalea.


Georgetown se ha convertido en uno de los prometedores productores de petróleo más calientes del hemisferio desde que Exxon Mobil comenzó a encontrar petróleo en 2015, que hasta el momento ha alcanzado los cinco mil millones de barriles de reservas, los descubrimientos han reavivado los cargos de Venezuela de que fue engañado por un tribunal de arbitraje de París en 1899 y que Caracas reclama con razón casi dos tercios de su vecino de habla inglesa.

Después de que Exxon Mobil anunció sus primeros descubrimientos, el presidente Nicolás Maduro de Venezuela emitió un decreto que establece zonas de defensa marítima en aguas compartidas, poco más tarde, diera marcha atrás con el decreto, aunque la afirmación sobre Guyana le da a Maduro un problema de nacionalidad, mientras que la popularidad de su gobierno y la economía de la nación están en caída libre.

Guyana y Venezuela.
Ambos países afirman que el incidente ocurrió en sus aguas territoriales, una vieja disputa fronteriza entre los vecinos se ha reavivado en los últimos años luego de que Exxon descubrió más de 5 mil millones de barriles de crudo frente a las costas de Guyana.

Venezuela persiste en que es suyo el territorio explotado por Guyana

Hace cinco años, la marina venezolana detuvo brevemente a un barco de exploración petrolera contratado por Anadarko y el gobierno de Guyana y desde entonces la mayor parte de la exploración ha sido bien al este de Venezuela, Guyana tiene una población de solo 750 mil habitantes y es uno de los países más pobres de Sudamérica.

Se espera que la producción de petróleo, que está programada para comenzar en 2020, transforme la economía del país, a pesar que el episodio de este fin de semana podría demorar la exploración a lo largo de la costa occidental del Atlántico, pero no debería detener la perforación por completo, por ahora, ni Venezuela, ni Guyana están en condiciones para ir a una guerra.

A pesar que Venezuela se está quedando sin combustible y alimentos, y su ejército tiene las manos ocupadas manteniendo al régimen en el poder, uno de los socios de Exxon Mobil en Guyana es la compañía petrolera china Cnooc, dado que China es un aliado del régimen venezolano y su acreedor más importante, es poco probable que Caracas socave a una compañía petrolera china.

Aun así, las tensiones persisten, Exxon Mobil manifestó en una declaración que las operaciones sísmicas en el área «han sido detenidas hasta que puedan continuar de manera segura», agregó que «nuestra principal preocupación es la seguridad de los miembros de la tripulación y otros en el área», el gobierno de Guyana expresó Alarma, aunque la compañía noruega informó que los venezolanos no abordaron el barco.

«Guyana rechaza este acto ilegal, agresivo y hostil», advirtió el ministerio de relaciones exteriores de la nación en un comunicado y agregó que la acción de la marina venezolana «viola la soberanía y la integridad territorial de nuestro país», los funcionarios venezolanos no hicieron comentarios públicos, después de que una comisión de las Naciones Unidas no resolvió el problema de la frontera a principios de este año, la corte internacional de justicia abordó el asunto, pero Venezuela se ha negado a participar en el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: