¿Por qué nos Vamos?, un pensamiento sobre la movilidad humana

En este momento de la historia del mundo la humanidad está en movimiento, el registro de la movilidad humana nunca fue tan documentado. Prácticamente ningún país del mundo ha dejado de recibir a personas con otros orígenes.

Las teorías evolutivas cuentan que la humanidad caminó desde África y se diseminó por el mundo.

Así llegamos a conformar comunidades, ciudades, estados y países. Hoy en día seguimos en movimiento, la diferencia es que somos más y nos comunicamos mejor.

La movilidad humana nunca estuvo tan documentada como el día de hoy y sin embargo, responde a lo mismo que lo ha hecho desde la antigüedad: La supervivencia.

Ayer se celebró en el mundo el día de la migración, esto de muchas maneras se hace sensible hoy, difícilmente alguien pueda decir que todos sus ancestros proceden el mismo origen.

Las redes sociales se llenaron de contenidos sobre el tema de la movilidad humana, que es tan amplio como cada ola migratoria y tan profundo como el océano compuesto de incontables gotas de agua que significan las historias personales de quienes integran la nación sin fronteras de los migrantes.

La FAO posteo una sencilla lista de afirmaciones, que hace pensar profundamente sobre este tema:

  1. La inmigración no siempre es una escogencia
  2. Sólo el 35% de los inmigrantes se mudan de países en desarrollo a países desarrollados
  3. La mayor parte de los refugiados en el mundo son albergados por países en vías de desarrollo.
  4. El 50% de los inmigrantes son mujeres
  5. Los migrantes pueden contribuir al crecimiento económico tanto en sus países de origen como en los que escogen como destino.


La migración debería ser una elección no un desesperado último recurso 
FAO

No todos llegan al destino, muchos de los que llegan tendrán marcas de por vida. Es mucho lo que se pierde en el camino, la vida en muchos casos, la inocencia en innumerables otros, a veces hasta la fe y la bondad.

También hay grandes cantidades de historias inspiradoras, que hablan de amor, trabajo, superación de obstáculos y logros. 

Los venezolanos recibimos en el pasado a muchas personas de otros países. De ellos escuchamos esas aventuras, esas lecciones. Comprendimos el amor al pasado y el amor por la acogida y las oportunidades que les permitieron crecer.

Y en este capítulo de nuestra historia, cerca de tres millones de venezolanos les tocó emular el ejemplo de aquellos que nos antecedieron: cambiar en la búsqueda de un mejor destino. 

¿Por qué nos vamos?, nos vamos porque el concepto de dignidad  y de nuestra propia percepción nos hace saber cuán valiosos somos y cuánto podemos aportar en nuestro entorno.

Si nos miramos en el espejo de aquellos extranjeros que prosperaron aquí, seguramente podremos lograrlo en un lugar en el que el trabajo se valore y mediante él vivamos de manera digna.

Así dijo una vez Nelson Mandela: «Nuestra gente tiene derecho a la esperanza, el derecho a un futuro, el derecho a la vida misma. Ningún poder en esta tierra puede destruir la sed de dignidad humana».

Así se sigue escribiendo la historia de la humanidad, un viaje a la vez, una vida a la vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: