Invasión promocionada

Desde el pasado 23 de enero, se espera una acción contundente en contra del gobierno nacional

Esperamos una invasión promocionada, estamos en la antesala de una acción bélica, es posible…

Los detractores del régimen de Nicolás Maduro y buena parte de la comunidad internacional han hecho presiones políticas y económicas con la finalidad de desconocer y deponer a los representantes de la «revolución bolivariana».

Si bien, estos 20 años no han dejado los mejores resultados, esperar que esta crisis termine en un cese abrupto del gobierno es como una apuesta de todo o nada.

La historia de los golpes de estado, especialmente en américa latina, nos cuenta capitulos de violencia y muerte que nadie quiere vivir (o revivir).

Es difícil pensar que deba correr sangre para que el país tenga concordia, y mucho más allá, permitir que sean extranjeros los que lideren nuestros destinos.

No es Cuba o los Estados Unidos quienes deban comandar el camino, somos los venezolanos los que debemos aprender a vivir juntos, respetando aquello que piensan y hacen nuestros connacionales.

Las redes sociales están repletas de mensajes que confunden, caldean los ánimos y sobre todo siembran el temor en la gente.

El miedo es la peor de las motivaciones para ofrecer a la gente, pues causa ira y división social. Eso es patente en nuestro día a día.

Nos llama la atención un texto anónimo que promueve «las bondades» de la invasión a Panamá en 1989, el cual circula en las redes sociales y ha sido ampliamente reenviado vía whatsapp, el cual transcribimos:

SOY PANAMEÑO y daré mi opinión desde mi perspectiva particular y personal de Panameño. Cuando se dio la invasión en mi país Panamá el 20 de diciembre del año 1989 en el operativo llamado (Causa justa o Just Cause). Cuando esto se dio lugar en Panamá, se habló mucho contra este operativo, donde muchos a nivel internacional alegaron que los EE.UU lo que intentaba era «meterle mano» al Canal de Panamá y no devolverlo a los panameños, tal como se había pactado en los tratados Omar Torrijos con el ex presidente Jimmy Carter. Pues ¡¡¡Falso de toda Falsedad!!!. El operativo Causa Justa, tenía como intención principal capturar a Manuel Antonio Noriega, asesino y narcotraficante que nos sometía a una profunda dictadura militar y así fue, así se dio y el mundo conoce la historia.

Debo decir Categóricamente que Panamá le debe su libertad y su soberanía primero a Dios y también a la providencia de Dios quien por medio de la intervención militar de EE.UU Panamá se recuperó de una cruenta dictadura y de su crisis económica de forma progresiva y completamente alabado sea Dios.

Años después el 31 de diciembre de 1999 tal y como se había acordado EE.UU devuelve de forma completa y absoluta la zona del Canal, el control y el manejo del Canal de Panamá a manos panameñas. NUNCA FUE CIERTO que los EE.UU querían «meterle mano» al Canal de Panamá. Causa Justa fue en verdad una causa justa para Panamá departe de Dios. Amigos Venezolanos, a todos y sobre todo los que se mantienen en Venezuala, los planes de Dios son perfectos, no se dejen confundir por la maquinaria de propaganda que Maduro maneja desde Venezuela y aún fuera de Venezuela, nada y nadie podrá detener la Mano de Dios a favor de Venezuela.

Lo que en su momento fue un desastre para mi país Panamá, en una invasión a nuestro país que a los ojos de muchos países y gobiernos no tenía razón de ser y se alegaba que los EE.UU no debía hacer esto en Panamá, gracias a Dios, ese 20 de diciembre de 1989 comenzaba nuevamente la anhelada libertad, la democracia y la soberanía plena para mi país Panamá. Ruego a Dios Todo Poderoso en el nombre que es sobre todo nombre Jesucristo, que Venezuela tenga la misma bendición de parte de Dios, ya sea que algunos lo entiendan o no lo logren entender hoy, tenemos fé que muy pronto podrán también amigos y hermanos venezolanos, contar la gran historia de la liberación de Venezuela y dar ese testimonio a las naciones de lo que la Mano de Dios hizo por su gran país Venezuela.

Promocionar la idea de que una invasión sea la solución y buscar que la gente común la apoye, parece un sin sentido.

Nadie en su sano juicio puede pretender que un hecho en el que miles de civiles panameños perdieron la vida, se replique en Venezuela.

Esperemos que la solución a la crisis nacional no deba llegar a estos extremos.

A través de
Venezuelacomenta.com
Fuente
Venezuelacomenta.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: