El servilismo y la patria

O cómo se pierde el favor del gobierno bolivariano

La larga historia de amor y desamor entre figuras públicas y el chavismo, siguen marcando la pauta en la patria de Bolívar, tan «devotamente protegida» por el gobierno bolivariano.

El turno para caer en el lado oscuro del corazón del chavismo, le tocó esta vez al periodista Walter Martínez, cuya larga trayectoria y prestigio le precedían, hasta que le vimos hacer exactamente lo que un profesional del área no debe: entrar en el servilismo.

Durante décadas, Martínez fue un ícono del periodismo en venezuela, un analista internacional, docente en el área militar y creador del programa Dossier. Una larga carrera llena de logros.​

Walter Martínez
Walter Martínez ya no está en las buenas con el chavismo

Según los registros de wikipedia, Martínez ha ganado 9 premios nacionales de periodismo. ​La Unión de Periodistas de Cuba le otorgó la distinción Félix Elmuza, entre muchos otros méritos alcanzados.​

Es fundador del Colegio Nacional de Periodismo, y del canal de televisión CMT.

Su ideología de izquierda, le llevó naturalmente a entrar en simpatía con el proyecto presentado por el difunto Hugo Chávez, a quien apoyó abiertamente como profesional de los medios de comunicación.

El comunicador, de firmes opiniones ha sido golpeado por el chavismo en varias ocasiones, pese a su posición personal de izquierda. En el año 2005, Walter Martínez hizo duras críticas contra personajes del gobierno del presidente Hugo Chávez, y aseguró que existía corrupción así como también de la directiva de Venezolana de televisión.

En esa ocasión expresó en su programa: «Estoy harto de quienes se ponen una boina roja para robar, de quienes juegan al chavismo sin Chávez, […] yo soy demócrata-cristiano y me moriré demócrata cristiano, pero un discurso como este vale la vida» [refiriéndose al discurso de Chávez ante la ONU].

Ese uso de la libertad de expresión le costó represalias, por supuesto. Su programa fue suspendido y se le pidió que » rectificara su conducta». Sin embargo, el conductor de Dossier mantuvo su posición y eventualmente retomó sus actividades en el canal del estado.

Hoy vuelve a tener un impase con el régimen bolivariano, cuando no le permitieron el ingreso a las inmediaciones de venezolana de televisión, tal como lo denunció en sus redes sociales.

Martínez dijo que suspendieron su programa, con la excusa de la pandemia del coronavirus y la obligatoriedad de guardar la cuarentena. De igual manera ha manifestado que no han retribuido económicamente su trabajo.

Actualmente ha denu nciado las actividades de Telesur, lo cual también le ha puesto en el ojo de la opinión pública.

«Esto NO es atacar a @teleSURtv como ahora algunos quieren posicionar esta FALSA matriz de opinión contra mi persona lo cual NO lograrán: Por el contrario: SÍ ES DEFENDER A TELESUR Y A MI PATRIA», twiteó.

Es notorio que cuando se trabaja con el chavismo es fácil pasar de servidor a traidor a la patria, en un abrir y cerrar de ojos.

Así pasó con Rafael Ramírez en su momento, primero era un «soldado fiel» y luego un traidor. En su caso ha multipes acusaciones que no han prosperado, quien sabe debido a cuáles intereses.

Junto a Ramírez han querido implicar a Eudomario Carruyo, a quien han asociado a diversas corruptelas en PDVSA a nivel mediático. Durante el periodo de Ramirez al frente de la estatal petrolera, el empresario zuliano fue vicepresidente de finanzas, lo cual le puso en el radar y lo costó caer en el lodo de la difamación.

Habría que saber con cual sensibilidad o personalidad se tropezó Carruyo, para caer en este club de los desperstigiados.

Mientras tanto, la patria sigue como un barco a la deriva y los venezolanos a bordo, sin ninguna certeza de un cambio en su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: