Alex Saab Morán negociaría con EE.UU.

Tras la noticia del arresto y extradición de Alex Saab Morán, la mayor de las preocupaciones es que se haga justicia. Tanto para sus partidarios como para sus detractores la conmoción del juicio y la expectativa sobre las acciones del sistema de justicia estadounidense.

Hasta el momento, Saab enfrenta seis cargos de lavado de dinero y uno de conspiración para cometer este delito. Por este motivo no le habían dado la oportunidad de salir bajo fianza.

Sin embargo, dentro del esquema de investigaciones sobre grandes entramados criminales, lo usual es que estos vayan tras el pez grande. Por esto es muy común que se llegue a acuerdos en los que mediante el aporte de información por parte de un acusado; se logre la detención de otros implicados y a cambio se les de una reducción de pena.

Una posición comprometida

Recientemente Nicolás Maduro repudió lo que el señala como «secuestro», en el caso de la detención de Alex Saab Morán. En sus declaraciones de repudio a la acción, acusó al gobierno de Estados Unidos de vulnerar los derechos humanos de su hombre de confianza.

Maduro sigue defendiendo a Saab

La posición actual de Saab es muy comprometida, su situación legal le ofrece pocas alternativas; lo suyo se resume en cárcel por muchos años o acogerse al programa de colaboración con la justicia estadounidense.

Sin embargo, durante su detención en Cabo Verde, mientras se tramitaba su extradición él tuvo conversaciones extraoficiales que podían considerarse como una predisposición a colaborar con las autoridades del Tesoro y con la agencia anti-drogas estadounidense (DEA); pero Saab y sus abogados no consideraron que una vez llevada a cabo su extradición; su esposa (la italiana Camila Fabri) y sus dos hijas pequeñas quedarían retenidas en Venezuela bajo “el cuidado” del del gobierno liderado por Maduro.

Esta situación cambió radicalmente el escenario para Saab como para las autoridades estadounidenses; las que esperaban su colaboración sin el condicionamiento que le genera la estancia de su esposa e hijas en Caracas; las que hoy son consideradas como rehenes de Nicolás Maduro.

Entre el lunes y el martes de esta semana las autoridades federales estadounidenses han mostrado a Saab y su abogado la enorme cantidad de evidencia en su contra.

Ante la carga probatoria que le fue exhibida, él sabe que no tiene escapatoria legal. Los investigadores comprobaron todas y cada una de sus operaciones dentro y fuera de los Estados Unidos por los últimos 5 años, la prueba es abrumadora.

La familia de Saab está bajo la «protección del gobierno bolivariano»

La disyuntiva

Lo que resta saber es cuál será la conducta que adopte el reo y si colaborara o no. La publicación Infobae indico que una fuente protegida por el anonimato, declaró extraoficialmente que se le otorgaron 30 días para que defina su posición para colaborar con la justicia.

Saab sabe que si escoge quedarse callado para preservar la integridad de su esposa e hijas pasaría muchísimos años en prisión antes de que vuelva a verlas, aunque se especula que pueda pedir que Estados Unidos saque de Venezuela a sus pequeñas hijas y su mujer a cambio de colaborar con la investigación, con ello podría acceder a ciertos beneficios para él y su familia.

La suerte de La suerte de Alex Saab Morán está por definirse, así como el rumbo de las negociaciones entre la oposición y el gobierno bolivariano y de ello depende el destino de millones de venezolanos.

A través de
Venezuela Comenta
Fuente
dw.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: