Maduro ordena acabar con la mafia de la gasolina

Nicolás Maduro pidió al ministro del Petróleo, Tareck El Aissami, un plan para acabar con la proliferación de mafias enquistadas en las estaciones de gasolina del país, que se aprovechan y abusan con la venta de combustible pese a que Venezuela logró normalizar la distribución de estos productos energéticos para el desarrollo nacional.

“Compañero ministro Tareck, son mafias con diferentes disfraces, con diferentes atuendos, que controlan las bombas de gasolina, la distribución del combustible para el campesino que produce el alimento para los venezolanos. Eso es vergonzante y se tiene que acabar ese manejo mafioso en la distribución y venta del combustible en el país”, dijo desde la Asamblea Nacional (AN) durante su discurso anual por la Memoria y Cuenta del 2021.

“¿Por qué las mafias van a poder más que un Estado, un país, un pueblo?”, planteó, al pedir a los sectores honestos y patrióticos de la nación que respalden el plan para regularizar el funcionamiento y distribución del combustible en todas las estaciones legalmente establecidas.

Incremento de a producción

Indicó que la industria petrolera, frente a los ataques criminales de EE.UU. que impidió miles de operaciones, financiamiento y repuestos, logró superar las medidas coercitivas, los robos de gasolina del imperio, y alcanzó un récord de un millón de barriles producidos.

Además, la clase obrera petrolera normalizó la refinación de gasolina y combustibles, para que ahora mafias organizadas logren enturbiar la normalidad y abusen de los usuarios y usuarias. “Logramos lo más difícil, ahora ¿es imposible lograr que se venda el combustible de manera decente?”, planteó.

Recordó que el Estado venezolano garantiza tarifas justas y subsidiadas para que el pueblo venezolano acceda a los productos energéticos, tales como el litro en bolívares muy por debajo del equivalente de los precios que se cobran en otros países, incluso en divisas, con 0,50 céntimos de dólar el litro en varias estaciones.

“¿Qué mafias tienen esas mafias, señor fiscal, señor ministro El Aissami?, controlan el camión que llega, hacen una lista y cobran al triple en dólares a la gente. ¿Qué mafia tienen esas mafias nauseabundas, llámense como se llamen?, repudió.

De seguidas respondió que no son revolucionarios. “Así se vistan de rojo- rojito, porque por dentro están podridos. Hay que desenmascararlos; ¡Ya basta!.. Vamos ya a resolver ese asunto, quiero resultados en este primer trimestre, resultados ejemplarizantes y pido apoyo de la Fiscalía. ¡Justicia, Justicia”!, expuso.

Amanecerá y veremos

Este tipo de discursos ya ha sido escuchado por los venezolanos, no solo de la boca de Maduro, sino del difunto Hugo Chávez. Claro que el más puro discurso bolivariano se compone de la defensa de la nación, basado en la soberanía del pueblo.

Sin embargo, los venezolanos tienen un largo repertorio de planes ofrecidos por el gobierno bolivariano, ejecutados con el erario público y que jamás llegaron a quienes debían recibir los beneficios. Millones de dólares han sido empleados en tales planes, que sólo han ayudado a las corruptelas que se lucran con el hambre y las necesidades de los venezolanos.

Mientras haya escases, la provocación para delinquir, se hace más fuerte gracias a la impunidad reinante en el país.

A través de
Venezuela Comenta
Fuente
primicia.com.ve

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: