Desmantelan red de tráfico ilícito de gasolina

La Fiscalía venezolana informó el lunes de las detenciones del fiscal superior del estado Delta Amacuro, Jorge Peña, y el trabajador de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) Juan García Barragán, presuntamente relacionados con una red de tráfico ilícito de gasolina.

Esta nuevas aprehensiones ocurren días después de que se anunciara el desmantelamiento de una organización contrabandista de combustible en el estado Anzoátegui, donde también estaría involucrado el ya exfiscal superior del vecino estado Bolívar, y de la desarticulación de una red de narcotráfico en los estados Zulia y Falcón, a la que pertenecían varios altos funcionarios estatales.

El fiscal general venezolano, Tarek William Saab, anunció en su cuenta de Twitter que, «en el desarrollo del combate a las mafias que trafican gasolina», se habían llevado a cabo estas detenciones en coordinación con el ministro de Petróleo y vicepresidente sectorial de Economía, Tareck El Aissami.

Además, informó que en la última semana se han detenido a seis fiscales en los estados Mérida, Bolívar y Delta Amacuro que estarían relacionados con actos de corrupción. Los funcionarios ya han sido apartados de sus cargos.

Mafias de la gasolina

Por su parte, El Aissami aseveró que esta nueva operación se hizo «como avance de la investigación» relacionada con el «desmantelamiento y captura de las mafias de la gasolina». Según explicó, Peña sería «cómplice» de una «red delincuencial» que se encargaría de desviar el combustible y venderlo de manera ilegal.

Estas detenciones corresponden a un plan antimafia que ha sido impulsado desde el pasado 18 de enero por la Justicia venezolana, que busca desarticular y judicializar a los integrantes de las redes criminales que contrabandean gasolina en el país suramericano, donde una parte de la población cuenta con acceso subsidiado al combustible.

Condena a cualquier acto de corrupción

El anuncio de la captura de altos funcionarios públicos presuntamente relacionados con delitos de tráfico ilícito de drogas y combustible ha estado en la palestra en los últimos días, por lo que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se ha pronunciado sobre el rechazo a la corrupción dentro de sus filas.

El pasado sábado, la Superintendencia Nacional Antidrogas de Venezuela informó sobre el desmantelamiento de una red de tráfico de drogas que operaría entre Zulia y Falcón donde fueron detenidas seis personas, entre ellas la alcaldesa del municipio Jesús María Semprún, Keyrineth Fernández; la diputada Taína González y el diputado Luis Viloria Chirinos.

En una rueda de prensa, el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, dijo el lunes que esa tolda política «se declara intolerante ante cualquier hecho de corrupción». «¡Que la justicia se imponga, no puede haber impunidad!», agregó.

«El PSUV condena de manera absoluta, clara, diáfana, total, cualquier acto de desviación de los valores revolucionarios, más cuando estos actos tengan que ver con hechos de corrupción, de narcotráfico, de delincuencia organizada», expresó.

Debido a que tanto Fernández como González pertenecían al PSUV, Cabello aseveró que esa organización política condena a «quien utilice la investidura y la militancia» para «cometer hechos delictivos». Además, informó que los funcionarios investigados quedaron expulsados automáticamente de la tolda.

A través de
Venezuela Comenta
Fuente
@TarekWiliamSaab

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
error: