Gustavo Petro: nuevo presidente electo de Colombia

Colombia dio este domingo un giro en su historia política y eligió por primera vez a un izquierdista como presidente, el senador Gustavo Petro, quien se impuso en el balotaje con el 50,44% de los sufragios (11.280.200 votos) sobre el candidato independiente Rodolfo Hernández.

Petro, quien intentaba por tercera ocasión llegar a la Presidencia, no solo es izquierdista, también perteneció a un grupo guerrillero, el denominado Movimiento 19 de abril (M-19), que fue amnistiado en los años 90.

Pero el nuevo presidente colombiano no es un advenedizo en la política colombiana. Petro lleva más de dos décadas ejerciendo como funcionario diplomático, congresista y alcalde de Bogotá, de manera que lo suyo es el ascenso de un político profesional, el primero de izquierda que alcanza el poder y una votación histórica.

«Lo que viene es un cambio de verdad, un cambio real; en ello comprometemos la existencia, la vida misma, no vamos a traicionar a ese electorado lo que le ha gritado al país y a la historia y es que a partir de hoy Colombia cambia, Colombia es otra», manifestó Petro esta noche ante cientos de personas que celebraron el triunfo en Bogotá.

El presidente electo afirmó que su gobierno se basará en la «política del amor» y de «la vida», razón por la cual avisó que su promesa de transformación nunca será para vengarse de sus opositores, a quienes invitó a la Casa de Nariño (sede del gobierno).

«Ya no es el momento de los odios», afirmó y aseguró que «este gobierno que va a iniciar el 7 de agosto es un gobierno de la vida, es un gobierno que quiere construir a Colombia como una potencia mundial de la vida».

Y para espantar los temores sembrados alrededor suyo sobre un eventual gobierno parecido al de Venezuela, Petro afirmó que «nosotros vamos a desarrollar el capitalismo en Colombia, no porque lo adoremos, sino porque tenemos que superar la premodernidad» y prometió el «pluralismo económico».
Junto al nuevo presidente fue elegida su fórmula vicepresidencial, Francia Márquez, la primera afrodescendiente electa en el cargo.

Márquez es una reconocida luchadora social, defensora medioambiental, abogada y quien en el pasado se dedicó a labores domésticas y a la minería, trabajos de los que no se avergüenza, por el contrario, se siente orgullosa.

La vicepresidenta agradeció a Dios, a la Virgen María, a los “ancestros y ancestras” y agradeció a «Colombia por este momento histórico».

«Después de 214 años logramos un gobierno del pueblo, un gobierno popular, un gobierno de la gente de las manos callosa, un gobierno de la gente de a pie; el gobierno de los nadies y las nadies de Colombia», afirmó Márquez.

Petro y Márquez ganaron la primera vuelta electoral con 40,32% de la votación (8.527.768 sufragios), seguidos del independiente Hernández (28,15% de la votación y 5.953.209 votos), la sorpresa de esa elección dado que desplazó del balotaje al candidato oficialista, Federico Gutiérrez.

Hernández, un constructor de 77 años que descrestó en su momento como alcalde de Bucaramanga, pero cuya administración estuvo marcada por escándalos que salieron a flote en la última etapa de la campaña, admitió temprano su derrota, al pedirle a Petro que «sepa dirigir el país».

«Como lo expresé reiteradamente, acepto el resultado como debe ser si deseamos que nuestras instituciones sean firmes. Sinceramente, espero que esta decisión que ha tomado sea beneficiosa para todos y que Colombia se encamine hacia el cambio que predominó en el voto de la primera vuelta», precisó el aspirante de la Liga de Gobernantes Anticorrupción en un video corto.

«Le deseo al doctor Gustavo Petro que sepa dirigir el país, que sea fiel a su discurso contra la corrupción y que no defraude a quienes confiaron en él. Muchísimas gracias a todos los colombianos por haber aceptado mi propuesta aunque fuera perdedor», agregó Hernández, quien obtuvo hoy el 47,30% de la votación (10.579.106 papeletas).

Petro, que llega a la Casa de Nariño en reemplazo del derechista Iván Duque, quien le telefoneó más temprano para felicitarlo, no arriba al poder con una amplia mayoría, dado que su elección no fue lo reñida que estimaban las encuestadoras, pero tampoco fue arrolladora.

Al igual que Duque, el nuevo presidente deberá enfrentarse con la división en la que está inmerso el país y que se vio reflejada en la elección de este domingo, aunque su esposa, Verónica Alcocer, aseguró que «va a ser un presidente de todas y todos los colombianos» y añadió que durante su mandato «no va a haber violencia, va a haber amor y paz».

La llegada de Petro a poder traza una línea de países de izquierda y progresistas en el continente, que hasta hace poco era marcadamente de derecha.

Conocido el resultado, se conocieron los mensajes de respaldo, saludo y apoyo de los presidentes de la región a Petro.

El más llamativo de todo fue el del jefe de Estado mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien en Twitter señaló que «el triunfo de Gustavo Petro es histórico» y recordó en un hilo de mensajes elementos de la violencia ejercida por décadas por gobiernos de derecha local.

«El triunfo de hoy puede ser el fin de ese maleficio y la aurora para ese pueblo hermano y digno. Felicidades», escribió López Obrador, quien caminó por un sendero similar al que recorrió Gustavo Petro para llegar al poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: