Álvaro Uribe acepta dialogar con Petro

Lo que parecía imposible en Colombia ocurrió este viernes, luego que el expresidente derechista Álvaro Uribe (2002-2010) aceptará la invitación a conversar hecha por el entrante jefe de Estado, el izquierdista Gustavo Petro, durante años uno de sus mayores contradictores políticos.

«Agradezco la invitación del Presidente Gustavo Petro. Acudiré a la reunión en representación del Centro Democrático. Son visiones diferentes sobre la misma patria», afirmó el exmandatario, en un mensaje de Twitter.

Petro no tardó en responder al anuncio de Uribe, a quien agradeció por aceptar la invitación al diálogo, que hace parte de su iniciativa de un «gran acuerdo nacional».

«Bienvenidos a la era del diálogo que es la base de toda humanidad. Agradezco la respuesta positiva del expresidente Uribe y estoy seguro que Colombia agradecerá el que encontremos puntos comunes para una Patria común», respondió en esa misma red social el mandatario electo.

En la víspera, durante la entrega de la credencial que lo avalaba como presidente electo, Petro invitó públicamente a Uribe y a quien fuera su rival en el balotaje, el ahora senador Rodolfo Hernández, para reunirse y hablar sobre los cambios que requiere el país.

«Simbólicamente he invitado a Rodolfo Hernández, mi contrincante, e invitado a Alvaro Uribe, a quien me he opuesto durante este siglo, a hablar conmigo sobre temas del país», dijo Petro en su intervención.
Petro fue siempre un afilado crítico del entonces gobierno de Uribe, al revelar a partir de serias investigaciones los nexos entre políticos oficialistas con grupo paramilitares, que condujo a juicios por parte de la Corte Suprema de Justicia, en lo que dio en llamarse la «parapolítica».

De ese tiempo hasta ahora, incluso cuando ambos ocuparon escaños en el Senado en orillas distintas, se lanzaron todo tipo de ofensas: «sicario moral», «difamador», «cobarde» han sido algunas de las palabras dichas por Uribe contra Petro, que no se ha quedado atrás y lo ha relacionado con escándalos de corrupción y ha sido crítico por sus vastas propiedades agrícolas.

Sin embargo, el domingo, tras conocerse la victoria de Petro en el balotaje, Uribe levantó una bandera blanca.

«Para defender la democracia es menester acatarla. Gustavo Petro es el Presidente. Que nos guíe un sentimiento: Primero Colombia», escribió ese día el expresidente en Twitter.

Petro ha propuesto abrir un espacio de diálogo para que los políticos, la sociedad civil, los empresarios y el país a nivel regional discutan los cambios que se requieren, en una perspectiva nacionalista y sobre temas fundamentales.

«Diálogos para construir los caminos de la transformación en Colombia, no es para seguir como vamos sino para cambiar, lo que debe ser cambiado», precisó el nuevo mandatario, que esbozó que esos acercamientos buscarían «acabar la violencia», con «los altos niveles de injusticia social» y con «los niveles inmensos de degradación de la naturaleza y el medioambiente».

La senadora Paloma Valencia, del partido Centro Democrático y una de las personas mas cercana a Uribe, aseguró hoy que sin ser vocera ni intérprete del expresidente es obvio que se trata de una suerte de cortesía con el gobierno entrante y reiteró la voluntad de oposición que ejercerá su colectividad.

«Si a usted lo invita a conversar el gobierno elegido lo lógico es que usted vaya, lo cual no significa que usted vaya a aceptar todo lo que el gobierno propone; significa que uno tiene que tratar de ser una oposición eficaz», opinó Valencia a radios locales.

Sostuvo que «ese diálogo que lo que permitirá es poner líneas rojas y tratar de establecer cosas que protejan al país».

Iván Cepeda, también legislador pero del gobiernista partido de izquierda Pacto Histórico, saludó la «disposición» manifestada por Uribe de querer reunirse con el presidente electo, pese a sus diferencias con el exmandatario que son la fuente del proceso judicial que llevó al exjefe de Estado a la cárcel.

«Siempre he sido partidario del diálogo. Creo que es el único camino para encontrar las soluciones a los problemas históricos de una nación agobiada por décadas de violencia política. Saludo disposición del expresidente Alvaro Uribe a participar en el proceso del Acuerdo Nacional», manifestó Cepeda en Twitter.

El senador izquierdista acusó a Uribe de la presunta compra de testigos en su contra, razón por la que la justicia tiene una causa abierta contra el exmandatario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
error: